6 de abril de 2020
24 de marzo de 2014

La violencia y los desplazamientos, posibles causas del primer caso de polio en Irak en 14 años

DUBAI, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Autoridades sanitarias iraquíes han intensificado la campaña de vacunación contra la polio y han tomado medidas para reforzar la vigilancia tras conocerse el primer caso de una persona infectada por este virus en 14 años, según varias agencias de la ONU que relacionan el hecho con los desplazamientos y la violencia que vive el país.

"Es un duro golpe porque durante los últimos catorce años no hemos registrado casos de polio", ha declarado el líder de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Irak, Syed Jaffar Husein.

Un laboratorio de la OMS que estudia la polio en la región del Mediterráneo oriental y los Centros de Prevención y Control de Enfermedades, en Estados Unidos, han confirmado que el virus ha infectado a un bebé de seis meses, residente en un suburbio de Bagdad, después de que el niño sufriese una parálisis.

La secuencia genética obtenida del bebé coincide con otra infectada con polio, del tipo uno (WPV1), obtenida en Siria el pasado mes de septiembre. Aún no se ha confirmado cómo pudo llegar el virus a la capital iraquí. Tampoco se sabe cómo ha podido adquirir el virus el bebé, ya que su familia ha declarado que no mantiene ningún lazo con Siria ni se ha registrado que hayan acudido recientemente al país vecino.

La polio es una enfermedad causada por un virus altamente infeccioso que ataca al sistema nerviosos central y que afecta principalmente a menores de cinco años. Según la OMS, una de cada 200 infecciones conduce a una parálisis irreversible que resulta mortal entre el 5 y el 10 por ciento de los casos.

Irak, que ha activado el nivel elevado de alerta después de que se conociesen los primeros casos de polio en Siria, acoge a más de 200.000 refugiados sirios, la mayoría procedentes de la región kurda del norte del país. El Gobierno iraquí ha ampliado el área en el que se han implantado las campañas de prevención, después de haberse conocido los primeros casos de polio en Siria. A principios de abril se realizará una nueva campaña de vacunación que refuerce la vigilancia contra la enfermedad.

"Los desafíos en materia de seguridad y los elevados movimientos de población que se dan en Irak, tanto internos como externos, suponen una gran amenaza a la salud del país", ha declarado Husein, médico de profesión.

"Estamos preocupados porque podría haber más niños infectados. Por eso vamos puerta por puerta en el aérea donde vivía el bebé al que se le ha detectado el virus, para comprobar si el virus se ha extendido", ha añadido el delegado de la OMS en Irak.

SE PRIORIZA LA VIGILANCIA EN LA PROVINCIA DE ANBAR

El Ministerio de Salud de Irak, la OMS y UNICEF han decidio priorizar la vigilancia en Anbar, fronteriza con la provincia siria de Deir al Zor. Esta decisión se debe a que la campaña de inmunización contra la polio en esta región de Siria se ha visto interrumpida como resultado del conflicto que afecta al país.

La provincia de Anbar, que además de encontrarse próxima a esta región siria, ha sido sacudida por violentos enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno, líderes tribales, miembros del antiguo Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), afín a Al Qaeda, y otros grupos armados.

"Anbar es un gran reto para Irak, pero el estado en el que se encuentra la seguridad en la región no nos permite llevar a cabo las campañas de vacunación", ha declarado Husein.

"Desde la última vez que se vacunó a la población, el pasado 10 de marzo, se ha cubierto un 48% de Anbar, mientras que en otras provincias se ha llegado al 98%", ha añadido.

Naciones Unidas está trabajando, junto a la Media Luna Roja de Irak, en las ciudades de Faluya y Ramadi, en la provincia de Anbar, para poder intensificar las campañas de prevención contra el virus, según ha informado Husein.

Se estima que 400.000 personas han tenido que desplazarse por los conflictos en esta región del país, de las que más de 250.000 siguen dentro de la provincia. La OMS trabaja con ONG, como Ayuda Islámica, para instalar hospitales móviles que suministren atención sanitaria básica, así como vacunas contra la polio.

"Irak no ha registrado casos de polio desde el año 2000, por lo que este caso es un gran paso atrás", ha declarado Marzio Babille, médico de UNICEF destinado en Irak.

"Cuando la población realiza grandes movimientos y el sistema no funciona las campañas de vacunación pueden sufrir irregularidades, y entonces, se da el marco perfecto para que se reintegre el virus. Ya ha pasado en Siria y ahora ocurre en Irak", ha añadido.

PLAN DE RESPUESTA PARA EL KURDISTÁN IRAQUÍ

Babille, junto a otros miembros de Naciones Unidas, ha acudido esta semana a una reunión interministerial del Gobierno Regional del Kurdistán, en la que la región semiautónoma ha establecido una campaña mediática para prevenir la propagación del virus.

"Serán necesarios seis millones de dólares para financiar la campaña, así como apoyo económico del exterior", ha informado Babille.

"La inmunización funciona como una barrera que impide la circulación del virus en el Kurdistán", ha añadido el representante de UNICEF.

También ha dicho que en esta región del país no solo hay desplazados procedentes de la provincia de Anbar, ya que una gran cantidad de sirios se han refugiado en el Kurdistán tras haber huido de la guerra.

Fuentes del Ministerio de Salud iraquí han anunciado que el Gobierno no ha realizado comentarios por "motivos de seguridad".

La polio se desarrolla en áreas densamente pobladas en las que predomina la falta de higiene y la malnutrición. Se propaga a través del contacto personal al comer alimentos contaminados con las heces de personas infectadas.

Se considera una enfermedad incurable, aunque su prevención es sencilla. Se ha avanzado mucho en el camino hacia su erradicación, y según los datos que ha ofrecido la OMS, el numero de casos que se han conocido en el mundo se ha reducido en un 99% desde 1988.

Este virus solo es endémico en tres países: Afganistán, Pakistán y Nigeria. Trece países, incluido Irak, han registrado casos de este virus en los últimos años, la mayoría en África subsahariana.

Para leer más