23 de febrero de 2020
20 de enero de 2020

Walesa afea al Gobierno polaco que compare la reforma judicial con la lucha contra el comunismo

Walesa afea al Gobierno polaco que compare la reforma judicial con la lucha contra el comunismo
Lech Walesa - MICHAEL BROCHSTEIN - ARCHIVO

VARSOVIA, 20 Ene. (DPA/EP) -

El expresidente polaco Lech Walesa, figura principal de la transición de la dictadura a la democracia en el país, ha cargado este lunes contra el Gobierno polaco del partido Ley y Justicia (PiS) por comparar su defensa de la polémica reforma judicial con la lucha contra el comunismo.

"Usted defiende una postura que quiere demoler la separación de poderes por la que luchó Solidaridad", ha afirmado Walesa a través de Twitter en referencia directa al presidente polaco, Andrzej Duda.

Walesa lideró el sindicato Solidaridad (Solidarnosc) en las protestas contra el régimen prosoviético. Así, ha advertido a Duda de que no permitirá que compare Solidaridad con la reforma judicial.

Este fin de semana Duda destacó el trabajo de Solidaridad en pro de la libertad en Polonia y Europa durante un acto en Katowice en el que defendió la reforma judicial frente a "grupos privilegiados de jueces". "Tengo esperanzas de que lo logremos como ya logramos superar el comunismo(...) para limpiar completamente la casa polaca", dijo.

La Comisión Europea ha abierto procedimientos de infracción contra Polonia por estas reformas judiciales y ha llevado a Varsovia ante el Tribunal de Justicia de la UE.

En concreto, denunció que la ley polaca permite investigar y en última instancia sancionar a jueces ordinarios por el contenido de sus decisiones judiciales --incluido por elevar preguntas prejudiciales al Tribunal de Justicia de la UE-- y el hecho de que los miembros de la Cámara Disciplinaria del Tribunal Supremo --encargada de revisar los expedientes disciplinarios contra los jueces-- sean seleccionados por los magistrados del Consejo Judicial nombrados a su vez por el Parlamento, ya que "no garantiza su independencia e imparcialidad".

Otro de los puntos problemáticos que ve Bruselas del nuevo régimen disciplinario es que afecta al derecho de defensa de los jueces de los tribunales ordinarios.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya dictaminó en junio que la polémica reforma impulsada hace más de un año por el Gobierno ultraconservador polaco que adelanta la jubilación de 70 a 65 años --una jubilación forzosa que se aplica de manera retroactiva-- de los jueces del Tribunal Supremo viola los principios de inamovilidad del juez y de independencia judicial.

Para leer más