8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

Xi ordena crear "redes desde la tierra hasta el cielo" para combatir el terrorismo en Xinjiang

PEKÍN, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de China, Xi Jinping, ha ordenado crear "redes desde la tierra hasta el cielo" para combatir el terrorismo de la región autónoma de Xinjiang (noroeste), a la que las autoridades han atribuido al reciente ola de atentados.

Xi ha instado a crear "redes desde la tierra hasta el cielo" y a levantar "muros hechos de cobre y de acero" para capturar a los terroristas que supuestamente se refugiarían en la región autónoma, según ha informado la agencia de noticias Xinhua.

China anunció la semana pasada la puesta en marcha de una "campaña antiterrorista" que estará vigente un año y que "tendrá como campo de batalla", sobre todo, Xinjiang, en respuesta a la serie de ataques atribuidos a los uigures.

Esta es la reacción del Gobierno a la ola de atentados que han sacudido el gigante asiático estos meses. El último tuvo lugar el hace una semana en la capital xinjiangnesa, Urumqi, donde varias explosiones en un mercadillo callejero dejaron 39 muertos y decenas de heridos.

Los ataques terroristas, según el Gobierno chino, comenzaron el pasado mes de octubre, cuando un coche bomba explotó en la emblemática plaza de Tiananmen, en Pekín. Desde entonces, se ha producido un ataque con cuchillos en una estación de tren de Kunming, con 29 muertos; y otro en una estación de metro de Urumqi, con tres.

Las autoridades chinas han atribuido esta ola de atentados a la comunidad uigur, que se concentra en la región autónoma de Xinjiang, donde reivindican la creación de un Estado islámico, porque, a diferencia del resto de la población china, son musulmanes.

Los uigures, por su parte, denuncian que el Gobierno de Pekín ha intentado sofocar sus aspiraciones colonizando la región autónoma con los han, la etnia mayoritaria a nivel nacional, lo que en 2009 desembocó en duros enfrentamientos que dejaron unos 200 muertos.

LIBERTAD RELIGIOSA

Por otro lado, Xi ha apuntado a la realización de "un meticuloso trabajo religioso" como otra de las vías por las que combatir el supuesto terrorismo uigur, subrayando la necesidad de ayudar a las confesiones religiosas a adaptarse a la sociedad socialista.

"Debemos centrarnos en formar un equipo de clérigos patrióticos y en fomentar la calidad de los miembros del círculo religioso para garantizar que el liderazgo religioso está en manos de gente que ama a su país tanto como a la religión", ha dicho.

El jefe de Estado ha sostenido que el primer paso para acabar con las tensiones religiosas en China es proteger las actividades religiosas que sean legales, al tiempo que se persiguen las ilegales y extremistas.

Para leer más