3 de abril de 2020
23 de julio de 2018

Yemen está cerca de la hambruna tras la ofensiva contra Hodeida, según organizaciones humanitarias

Yemen está cerca de la hambruna tras la ofensiva contra Hodeida, según organizaciones humanitarias
REUTERS / ABDULJABBAR ZEYAD - ARCHIVO

BEIRUT, 23 Jul. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Yemen se encuentra cerca de la hambruna tras un incremento del 25 por ciento de los niveles de hambre aguda en lo que va de año y ante la ofensiva contra la ciudad de Hodeida, el principal puerto del país y puerta de entrada de ayuda y bienes, según han alertado este lunes varias organizaciones humanitarias.

Miles de personas se han visto desplazadas por el conflicto y muchas no tienen lo suficiente para comer y se encuentran pidiendo en las calles, con cerca de 8,4 millones de personas al borde de la inanición.

"Percibimos que el país está en el filo de la cuchilla en términos de hambre, y podría decantarse en cualquier momento", ha manifestado Suze van Meegen, portavoz del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC). "La desesperación que vemos va a más, cada vez más gente pide en las calles", ha añadido.

El Programa Mundial para los Alimentos (PMA) ha resaltado que cuatro de cada diez niños menores de cinco años sufren desnutrición y ha cifrado en 200.000 los desplazados desde el inicio de la ofensiva contra Hodeida.

"Evitar la hambruna en Yemen dependerá de la capacidad del PMA y otras agencias humanitarias para llegar a las poblaciones que lo necesitan para mantener la asistencia humanitaria", ha dicho el director del organismo para Yemen, Stephen Anderson.

Naciones Unidas manifestó el año pasado que había condiciones "similares a la hambruna" en partes del país, si bien argumentó que no se cumplían todos los criterios para su declaración.

Para la declaración de la hambruna más del 20 por ciento de la población debe ser incapaz de lograr alimentos por sí mismos y al menos el 30 por ciento de los niños menores de cinco años deben sufrir malnutrición grave y duplicar la tasa de mortalidad, dijo entonces la ONU.

La ofensiva contra Hodeida estuvo encabezada por la coalición internacional que lideran Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU), en el marco de un conflicto en el país que ha dejado a 22 millones de personas dependientes de la ayuda humanitaria.

Van Meegen ha sostenido que la situación en la ciudad es de calma, si bien ha resaltado que los combates al sur de la misma han causado víctimas civiles y siguen desplazando a parte de la población.

El PMA pudo introducir ayuda a través de tres barcos que atracaron en Hodeida con suministros para alimentar a seis millones de personas durante un mes. Andersson ha dicho que la posibilidad de que el puerto sea cerrado de nuevo es "una gran preocupación".

SITUACIÓN "MUY MALA"

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) subrayó el 20 de julio que la situación en Hodeida "es muy mala" y agregó que las agencias humanitarias trabajan "en un contexto difícil".

La coalición había prometido una operación rápida para tomar los puertos marítimos y aéreos de Hodeida sin ingresar al centro de la ciudad en un intento de cortar la línea de suministro principal de los rebeldes huthis --respaldados por Irán-- y forzar al movimiento a la mesa de negociaciones.

Sin embargo, la ofensiva no ha avanzado, y la coalición ha anunciado el fin de las operaciones militares para dar la oportunidad a los esfuerzos de la ONU de reanudar las conversaciones de paz entre las partes en conflicto.

Ambas partes han sido criticadas por grupos de ayuda desde el comienzo de la guerra, hace tres años, en la que han muerto más de 10.000 personas. La coalición, en particular, ha estado bajo escrutinio por ataques aéreos que a menudo han destruido áreas civiles, aunque ha negado toda intencionalidad.

Para leer más