25 de marzo de 2019
12 de enero de 2008

Zimbabwe.- Los ciudadanos de Zimbabwe están siendo intimidados para respaldar al actual partido gobernante Zanu-PF

LONDRES, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos de Zimbabwe están siendo intimidados para respaldar al actual partido gobernante Zanu-PF en vistas a las elecciones el país, previstas para marzo, según reveló ayer un informe realizado por observadores independientes.

Los partidos de la oposición, por su parte, han amenazado con boicotear los comicios si estos no se realizan de forma libre, indicó la BBC. Además, las conversaciones en Sudáfrica entre el partido Zanu-PF y las facciones de la oposición para asegurar la libertad de las elecciones parecen haber llegado a un punto muerto.

Las negociaciones, que deberían haber terminado antes de ayer, fueron retrasadas a petición del partido Zanu-PF. A este respecto, el presidente sudafricano, Thabo Mbeki, tiene la tarea impuesta por la Comunidad para el Desarrollo de África del Sur de ayudar a encontrar una solución a la crisis política de Zimbabwe. Según los observadores y la oposición, las pasadas elección estuvieron manipuladas a favor de Zanu-PF.

La Red de Soporte a las Elecciones de Zimbabwe (Zesn, en sus siglas en inglés), que cuenta con 120 observadores desplegados por todo el país y aseguran que ya han visto varios casos de intimidación a los votantes.

"El el distrito electoral de Masvingo Central ... las zonas de arado (donadas) fueron concedidas únicamente a personas que poseían un carnet de miembro con todas las cuotas pagadas al partido Zanu-PF y que podían decir correctamente al menos tres de los eslóganes del partido" asegura el informe.

También en Masvingo, uno de los concejales locales advirtió de que los votantes de la oposición podrían ser "mordidos por los perros" si apoyaban a cualquier facción del Movimiento por el Cambio Democrático (MCD).

Asimismo, los observadores indicaron que las campañas políticas han comenzado en las zonas rurales, pero que han sido "una clave relativamente baja". Además se han conocido informaciones acerca de violencia y coacción durante la movilización de personas para la "marcha de un millón de hombres" en diciembre en apoyo al presidente Robert Mugabe.