25 de octubre de 2020
13 de enero de 2010

Afectados de cirugía cardiaca del HUC denuncian que Servicio Canario de Salud alegó prescripción para los 19 casos

Critican que el centro siga teniendo como jefe de Cirugía Cardiovascular a "un presunto homicida"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Afectados por el Servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Universitario de Canarias (ACASCCH) ha denunciado este miércoles que el Servicio Canario de Salud haya alegado prescripción para los 19 casos que se han presentado el centro hospitalario y que no haya tomado medidas cautelares contra el jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular, Rafael Martínez Sanz, quien está imputado por la Fiscalía por presunto delito de lesiones y homicidios.

Así lo manifestó hoy en un comunicado el presidente de la ACASCCH, Nicolás Sosa García, quien también "retó" a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias a que demuestre que los casos de muertes y lesiones que se produjeron entre los años 2005 y 2006 en el departamento de Cirugía Cardiovascular del HUC "no son ciertos".

"Queremos que la consejera de Sanidad, Mercedes Roldós, salga a la palestra y nos diga si estamos equivocados", añadió Sosa quien, en nombre de la Asociación, denunció que el Servicio Canario de Salud haya alegado prescripción para los 19 casos que se han presentado y "se niegue a entrar en el fondo de la cuestión cuando paralelamente el jefe de Servicio está imputado por presunto homicidio por las mismas causas".

En este sentido, el abogado de la Asociación, José Luis Langa González explicó que la Administración se está "agarrando a un formalismo que además no es cierto, pues el Tribunal Supremo ya determinó que una causa empieza a contarse desde el momento en que se tiene conocimiento de ella, no desde que se produce", y la asociación de afectados del HUC tuvo conocimiento de ello a finales de 2008.

SIETE FALLECIMIENTOS

La ACASCCH recordó que la presunta mala praxis en este departamento fue causa, de lo que a ellos les consta, de siete fallecimientos y más casos de secuelas irreversibles, razón por la cual se demanda responsabilidad patrimonial al SCS por un importe superior a los cuatro millones de euros.

"Podemos imaginar que la Consejería de Sanidad da largas a la espera de que nos agotemos", indicó Langa González, "pero no vamos a dejar de luchar por lo que creemos que es justo y porque este es uno de los casos más relevantes que han ocurrido en Canarias y no se quiere ir al fondo del asunto", agregó el letrado.

Langa afirmó que "se ha incumplido la palabra del secretario general técnico de la Consejería de Sanidad, quien aseguró a la Asociación que si se demostraba las negligencias producidas asumirían la responsabilidad, pero cómo van a asumir una responsabilidad sobre unos casos que no quieren investigar".

En estos momentos, la Asociación ya ha presentado una denuncia ante el juzgado contencioso administrativo de Las Palmas para que éste determine que no se ha producido prescripción y para que la Consejería de Sanidad entre a investigar los casos de presunta negligencia que se han presentado.