19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 31 de julio de 2010

    La arena de Cofete (Fuerteventura) cuenta con 700 nuevos huevos de Tortuga Caretta ubicados en 4 nidos

    PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 700 huevos de tortuga Caretta caretta volvieron a ser depositados en cuatro nidos de la playa de Cofete (Pájara, Fuerteventura), en el marco del proyecto de reintroducción de la cría de tortugas en Fuerteventura, que vine desarrollando el Cabildo de Fuerteventura a través de la Consejería de Medio Ambiente, el Gobierno de Canarias, la ULPGC y el Centro Superior de Investigaciones Científicas, en colaboración con el Gobierno de Cabo Verde.

    En un comunicado, la Corporación insular explicó que el proceso fue seguido durante la tarde de este viernes por vecinos y voluntarios del proyecto, junto al vicepresidente primero del Cabildo, Guillermo Concepción; la consejera de Medio Ambiente, Natalia Évora; el director general del Medio Natural, Francisco Martín; y el concejal de Medio Ambiente de Pájara, Farés Sosa. Previamente a la llegada de los huevos se realizó una suelta de tres tortugas por parte de voluntarios y colaboradores.

    En menos de 20 horas los huevos fueron trasladados hoy desde la Isla de Boa Vista, en Cabo Verde, hasta la playa de Cofete, dentro del quinto envío anual del Proyecto de Reintroducción de esta especie.

    Por su parte, los 700 huevos fueron enterrados a 40 centímetros de profundidad en varios nidos por el equipo de biólogos de la ULPGC que supervisan el proyecto, imitando el proceso que siguen las tortugas en la naturaleza.

    Évora explicó que "ahora sólo queda vigilar en todo momento el desarrollo de los nidos y esperar que las condiciones climatológicas nos acompañen en esta ocasión, para poder repetir el porcentaje de eclosión". "Es un proyecto muy importante, único en el mundo al realizarse en una playa natural y en el que hay mucho interés científico depositado. Demuestra la calidad de nuestras layas y de nuestras aguas, que han asido seleccionadas como idóneas por los especialistas tras recorrer distintas posibles ubicaciones en otros lugares", dijo.

    Mientras, el vicepresidente del Cabildo, Guillermo Concepción, explicó que "hay muchas administraciones coordinadas en este proyecto, que es un orgullo para Fuerteventura y que incluso fue reconocido el año pasado por S.M. la Reina con su visita".

    Asimismo, Francisco Martín reiteró el apoyo del Gobierno de Canarias al proyecto, y alabó la labor de coordinación entre todas las entidades colaboradoras para poder "sacar adelante una iniciativa que a día de hoy es un referente a nivel mundial, y un orgullo para toda Canarias que podamos desarrollar este proyecto en Fuerteventura, de modo que sea posible recuperar en las Islas una especia emblemática como la tortuga 'boba', que todos esperamos ver de vuelta a esta misma costa dentro de diez o doce años". En el mismo sentido se pronunció Farés Sosa explicando "la importancia que para el municipio tiene este proyecto científico de relevancia internacional".

    ENTRE 40 y 70 DÍAS DE GESTIÓN

    El periodo de gestación de los embriones de tortuga se puede llegar a extender entre 40 y 70 días, dependiendo de las condiciones de temperatura y humedad en que se encuentren. Esta quinta experiencia es, de entre las llevadas a cabo hasta ahora, en la que con mayor prontitud se han traslado los huevos, explicaban los biólogos del proyecto que para evitar que el frío pudiera afectar al desarrollo de los huevos.

    Las últimas referencias a la presencia de estos animales nidificando en las playas de Canarias se remontan 300 años atrás, ya que existen documentos históricos que demostraban su existencia en la isla hasta el siglo XVIII. Aunque el actual proyecto de reintroducción se gestó hace una década, cuando se detectó una puesta de huevos de una tortuga laud en las playas de Sotavento.

    A partir de ese momento, bajo la supervisión del profesor Luis Felipe López Jurado (ULPGC) y contando con la iniciativa del Cabildo de Fuerteventura y del Ayuntamiento de Pájara, se comenzó a trabajar para la reintroducción de la especie caretta caretta. En este proyecto también participan el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Medio Ambiente; y el Ministerio de Educación, Ciencia e Investigación, a través del CSIC.

    Durante estos diez años de trabajo previo se ha hecho un seguimiento de la calidad de las arenas de las playas, de la calidad de las aguas, de las temperaturas y de las formas de reproducción. En colaboración con la ULPGC, también se han formado voluntarios y técnicos en Cabo Verde, donde cada año se ponen más de 10.000 nidos. Gracias a esta experiencia previa, hace tres años se produjo un primer traslado de los huevos de dos de estos nidos, mientras que el año pasado se realizó el segundo traslado.

    A partir de la eclosión de los huevos las tortugas serán trasladadas a la bautizada como Guardería Tortugas, en Morro Jable, donde se pondría en marcha una 'nursery' que durante un año cuidará el desarrolló de estas tortugas en previsión de posibles depredadores, para luego serán devueltas al mar en libertad. Este procedimiento se tendría que repetir durante varios años, ya que se estima que las primeras tortugas nacidas en la arena de la playa de Cofete pueden retornar para proceder a su primera puesta en torno a los diez años de edad.