16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 19 de julio de 2014

    El Ayuntamiento de La Orotava (Tenerife) adjudica las obras de mejora de la escalera de acceso a la playa de Los Patos

    El Ayuntamiento de La Orotava (Tenerife) adjudica las obras de mejora de la escalera de acceso a la playa de Los Patos
    CEDIDA

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de La Orotava (Tenerife) ha adjudicado este viernes a la empresa Tenesema las obras de mejora de la escalera de acceso a la playa de Los Patos, cuyos trabajos se iniciarán en breve, según ha anunciado el Consistorio.

    La actuación tiene un presupuesto de 110.000 euros que serán financiados al 50% entre el Ayuntamiento y el Cabildo de Tenerife, tras firmar recientemente un convenio de colaboración entre ambas administraciones.

    El alcalde, Francisco Linares, ha expresado su satisfacción por la adjudicación, ya que, debido a la complejidad de la obra, es "complicado" contar con una empresa que cumpliera con todas las exigencias, dijo.

    El proyecto consistirá en la demolición y reconstrucción de las escaleras de acceso a la playa, que permanece cerrada desde el pasado verano por motivos de seguridad por estar en muy mal estado y suponer un grave peligro para los usuarios.

    La obra se prevé desarrollar en tres meses si no surgen problemas que afecten al desarrollo de los trabajos. "Lo realmente importante es que la obra se lleve a cabo cuanto antes para que se acceda con total seguridad y tranquilidad a esta magnífica playa orotavense", puntualizó Linares.

    Para construir la nueva escalera se utilizarán materiales nobles que sustituirán al hormigón y permitirán adaptar el acceso a la morfología de la ladera. En la base del acantilado se realizarán muros de hormigón ciclópeo y acabado en piedra basáltica. La nueva escalera pasará de los 83 peldaños actuales a tener seis tramos de entre 8 y 16 peldaños, en los que se intercalan rellanos de 1,20 metros.

    Dado que es muy difícil trasladar maquinaria hasta el lugar, se utilizarán medios manuales en las obras. Asimismo, habrá que salvar la diferencia de la cota existente entre la parte alta del acantilado y la parte baja, donde continúa el sendero costero que lleva hasta la playa de Martínez Alonso. La altura a salvar es de unos 15 metros.

    La actual baranda de hormigón será sustituida por una de madera de pino finlandés pintada que se desgasta menos por la acción de la maresía. Con ello se pretende conseguir la máxima integración de la infraestructura en el entorno.