El Ayuntamiento de Santa Cruz instala un Belén de 12 metros cuadrados a la entrada del Palacio Municipal

El Ayuntamiento de Santa Cruz instala un Belén de 12 metros cuadrados a la entrada del Palacio Municipal
3 de diciembre de 2018 CEDIDA

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha instalado a la entrada del Palacio Municipal un Belén de 12 metros cuadrados, que recrea con construcciones y figuras de gran realismo escenas de la época del nacimiento de Jesús. Las figuras empleadas han sido realizadas en Olot y, según su ubicación en la escena, tienen unas medidas que oscilan entre los 14 y los 30 centímetros.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, fue el encargado de dar la bienvenida a un centenar de alumnos de Educación Infantil de la capital pertenecientes a los centros Piolyn, Payasín y Gusyluz, que participaron en el acto inaugural junto al grupo folclórico Chincanayros.

Bermúdez indicó que estas fiestas "son especiales para todos y sirven para cumplir sueños y repartir buenos deseos entre nuestros familiares, amigos y seres queridos". Tras tomar la palabra, el regidor municipal aprovechó la ocasión para compartir con los presentes sus mejores deseos para todos los santacruceros durante la Navidad.

El Belén, que está distribuido en dos alturas, ha sido realizado por el tinerfeño Jesús Gil, que ha querido plasmar en su obra un sentido realista para que los visitantes puedan trasladarse, de la manera más fiel posible, a la época representada. Los colores predominantes son el amarillo, propio de la tierra árida y seca, en consonancia con los verdes propios de aquellos lugares en los que fluye el agua. En este caso, el nacimiento cuenta con una fuente de tres caños en la que refrescarse durante el camino que guía la estrella hacia el lugar donde nacerá el mesías.

En las escaleras que comunican los dos niveles de la representación aparece el cortejo de los Reyes Magos y, en el eje central, una cuadra da cobijo al niño dios entre animales y enseres de labranza. En esta escena, un ángel ofrece en bandeja de plata el orbe, en forma de globo terráqueo con una cruz en la parte superior, como símbolo de los cristianos.

Si se contempla el lado derecho de la escena podremos adentrarnos en las callejuelas que conducen hasta el mercado de abastos de la ciudad de Belén. Veremos la pescadería, la frutería, un puesto de enseres de latón y mercaderes ejerciendo sus respectivas profesiones.

Dejando atrás el bullicio del mercado se vislumbra, entre el postigo de una vieja puerta de medio punto, el Sueño de San José. Allí, el ángel Gabriel se le aparece para decirle la gran noticia y comunicarle que su mujer será la elegida para traer al hijo de dios.

Llegando ya a la zona más alta de este portal, nos adentramos en Nazaret (Galilea) donde, casi sin esperarlo y en una de las casas más humildes, un rayo de luz nos muestra de nuevo al ángel Gabriel, que se le aparece a María para decirle que dios la ha bendecido y que, en su vientre, lleva al hijo de dios que llevará por nombre Jesús.

Las diferentes construcciones que albergan esta escena bíblica miden desde un metro de altura, aquellas que se encuentran en primer plano, hasta medio metro, las que se sitúan en la cúspide para proporcionar sensación de profundidad y panorámica a todo el conjunto.

Contador

Últimas noticias