25 de enero de 2021
27 de junio de 2006

El Cabildo de Lanzarote se suma al acuerdo para abrir la Casa de África

ARRECIFE DE LANZAROTE, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Cabildo de Lanzarote, Inés Rojas, se trasladó a Gran Canaria ayer lunes para firmar la adhesión al convenio con el Ministerio de Asuntos Exteriores y varias corporaciones locales del archipiélago para la apertura del consorcio Casa de África.

Esta entidad, que tendrá su sede en Gran Canaria, tiene por objeto la gestión de los servicios sociales, culturales de formación y de apoyo a la cooperación para el desarrollo de los países africanos menos favorecidos.

Sus objetivos generales son los del encuentro e intercambio entre las entidades públicas y privadas, y las sociedades civiles de España, África y Europa desde el enclave atlántico de Canarias; impulsar el desarrollo global de las relaciones hispano-africanas y promover todo tipo de actividades económicas, científicas, culturales, educativas, académicas y de cooperación para mejorar el conocimiento mutuo entre España y África; promocionar el archipiélago canario como punto de encuentro entre España, Europa, África e Iberoamérica y, servir de foro a las representaciones diplomáticas africanas con sede en España para la difusión de las realidades de sus países, entre otros.

"Lanzarote tiene que sumarse a este convenio por los profundos e históricos lazos que nos unen al continente africano: pesca, población, recursos naturales, paisajes, clima, etcétera. Considero que hoy asistimos a un momento histórico para estrechar estas relaciones. Estamos poniendo la primera piedra para devolver lo mucho que nos ha dado África y cooperar, en la medida de lo posible, al progreso de estas comunidades que han sido azotadas violentamente por el hambre, la guerra y la miseria" consideró Inés Rojas.

El convenio de constitución del consorcio de la Casa de África se fundamenta en la necesidad de incrementar la cooperación española y canaria en el proceso de consolidación de las estructuras sociales y económicas, y de recuperación de la estabilidad, la paz, la democracia y el respeto a los derechos humanos en el continente africano.

Si bien los expertos observan tendencias económicas positivas (aumento de recursos energéticos, retorno de la inversión extranjera y control de la corrupción, entre otros), aún persisten situaciones extremas de pobreza, enfermedad, marginación, inseguridad alimentaria, etc., que constituyen una amenaza para la estabilidad, la paz y el progreso de las sociedades africanas.

Todo ello, unido a los crecientes flujos migratorios con destino a las costas de las islas, ha despertado en la opinión pública española, en general, y en la canaria en particular, una creciente sensibilización y un sentimiento de solidaridad. La cooperación canaria con esta región está creciendo y adquiriendo un protagonismo en el conjunto de la cooperación de España, participando en los Fondos y programas globales de las Naciones Unidas (Objetivos del Milenio), y del partenariado de la Unión Europea.