24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 7 de diciembre de 2008

    Cámara de Comercio de Las Palmas critica que las empresas canarias no sean adjudicatarias de las obras en las islas

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Cámara de Comercio de Las Palmas ha criticado que las empresas canarias no sean las adjudicatarias de "casi ninguna" de las obras públicas que convocan las administraciones en las islas y, sin embargo, se acude "habitualmente a ellas" para que actúen como subcontratistas, según informó dicho organismo en nota de prensa.

    Por ello, la Cámara mostró su "enorme preocupación" respecto a esta situación, ya que implicaría la "imposibilidad" de que se queden en Canarias las ventajas y beneficios que generan las obras públicas. Añadió que durante este periodo de desaceleración económica, la iniciativa pública debe conjugarse con la privada.

    En este sentido, indicó que se convierte en "imprescindible" que las administraciones públicas "mantengan altos niveles de dinamismo" a través de la licitación de obras públicas, ponderando una "mayor participación" de las empresas locales para continuar con sus niveles de empleo.

    Para la Cámara de Comercio de Las Palmas "sólo" la actividad de las administraciones "podrá salvar la disminución" en el consumo de los hogares. De esta forma, las empresas de Gran Canaria podrían conseguir el soporte financiero "suficiente" para crecer en competitividad, así como para seguir manteniendo y creando empleo.

    Respecto a la isla de Gran Canaria, se caracteriza por poseer un tejido empresarial "más que suficiente" para ejecutar "casi cualquier tipo" de obra, de ahí la importancia de la licitación de obras públicas, así como de que las empresas locales, que "han demostrado ser lo suficientemente" competitivas, puedan participar en la ejecución de dichas obras de forma directa.

    La participación de las empresas locales en obras públicas se traduciría, por un lado, "flexibilizando" los pliegos de condiciones y, por otro, "instaurando un procedimiento sectorizado" en el que la información sobre licitación pública será "fácilmente" accesible para las empresas.

    ESTÍMULO A LA ECONOMÍA

    En cuanto al nuevo Fondo de Inversión Pública, impulsado por el Gobierno nacional en el marco del Plan Español para el estímulo de la economía y el empleo, ha dotado al ámbito local con 8.000 millones de euros y está destinado a obras de ejecución inmediata que sean de competencia municipal y debe de surtir los efectos que persigue en el terreno de cada demarcación.

    Por ello, la Cámara de Las Palmas ha pedido a la administración que "sea sensible" a la hora de ponderar la adjudicación de obras o servicios a las empresas canarias ya que actualmente las "administraciones públicas son las únicas que podrían ayudar a la recuperación económica".

    De todos modos, la Cámara de Comercio de Las Palmas prevé que el nuevo plan de reducción de cargas administrativas a las empresas introduzca instrumentos que "faciliten" el acceso de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) a las obras públicas como elevar de 120.000 a 350.000 euros el importe de los contratos de obras para lo que "no es exigible" la clasificación, pudiendo concurrir a un segmento "más amplio de licitación de obra pública".

    Asimismo, está previsto, entre otras, "facilitar" al empresario la obtención y mantenimiento de la clasificación de las empresas como indefinida frente el plazo actual de dos años necesaria para acceder a determinados contratos de la administración, supeditando su mantenimiento a trámites "sencillos de verificación de solvencia económica".

    Por otra parte, señaló que las empresas también deberán "fomentar la agrupación" a través de fórmulas como las uniones temporales para elevar la dimensión de las empresas adjudicatarias y comparecer en el mercado en función de las realidades empresariales de los distintos sectores.

    Sin embargo, la Cámara criticó que "resulta habitual que las administraciones primen el buen precio, dejando en segundo plano la oferta técnica. Reducir sin más el precio inicial de un proyecto tiene consecuencias indeseadas en la calidad final de la obra y en los márgenes de rentabilidad de las empresas que lo acometen".

    En este sentido, abogó por que se fraccionen los concursos para "facilitar" el acceso de las empresas pequeñas a los mismos.