17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 21 de julio de 2014

    Canarias registra el cierre de casi 400 sucursales desde el inicio de la crisis

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Más de 120.000 canarios se encuentran en riesgo de quedarse sin acceso a cajeros automáticos debido al cierre de oficinas bancarias, que ha supuesto la desaparición de un total de 397 sucursales desde 2008.

    Según el portal 'kelisto.es', en los últimos seis años las sucursales en Canarias han descendido un 27,4%, siendo más elevada la cifra en la provincia de Las Palmas de Gran Canaria (30,7%) que en Santa Cruz de Tenerife (23,7%).

    Así, un total de 120.119 canarios viven en municipios con menos de tres dispensadores de efectivo, lo que equivale al 5,7% de la población, siendo el 1,8% los que nada más tienen una opción para retirar billetes.

    Además, en Canarias la probabilidad de sacar dinero de un cajero pagando comisiones se sitúa en el 69,3%, lo que convierte a la región en la que tiene más posibilidades de pagar por realizar una extracción, muy por encima de la media nacional (50%) y seguida de Andalucía (58,2%) y Galicia (55,7%).

    De los 3.266 millones que la banca ingresa cada año por cuotas y comisiones de las tarjetas, el 5,3% procede de Canarias, que es la sexta región española que más dinero genera para las entidades.

    Las cuotas y comisiones por tarjetas que paga cada canario se sitúan en 81,3 euros anuales, frente a los 70,2 euros de la media nacional. Este importe convierte a los canarios en los que más pagan.