21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 7 de enero de 2009

    Castro pide a los partidarios del 'crecimiento cero' que expliquen las consecuencias que acarreará en empleo y vivienda

    El presidente del Parlamento de Canarias tachó de "desgraciada confusión" las reacciones de varios colectivos y políticos tras una entrevista a Europa Press

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro, invitó este miércoles a los partidarios del 'crecimiento cero' que expliquen cuáles serían las consecuencias que este propuesta puede acarrear en materia de empleo o vivienda al tiempo que abogó porque "se dejen de hacer propuestas vagas e indefinidas". "Tenemos que exigir rigor para la sociedad", insistió.

    Castro intentó aclarar de este modo durante una rueda de prensa lo que calificó de "desgraciada confusión", ya que a raíz de una entrevista a Europa Press, varios colectivos y políticos de Canarias han criticado su postura en relación a inmigración. El presidente cameral dijo el pasado 31 de diciembre que si en las islas no se quiere "consumir más territorio" habría que plantear otras medidas como "prohibir la inmigración o controlar la natalidad".

    El nacionalista subrayó además en aquella ocasión que ante el posible crecimiento cero, "la gente tiene que trabajar y comer". "Si no queremos consumir más territorio, habría que prohibir la inmigración o controlar la natalidad, por ejemplo, porque cada ser humano quiere formar una familia, tiene tiene derecho a una vivienda y a un trabajo", explicó para concluir que, en materia urbanística, "lo que sí se puede hacer es controlar y establecer los límites porque la gente no puede vivir en la calle".

    Por esta razón, hoy el presidente del Parlamento expuso que "nunca ha estado en contra de la inmigración, ni en contra del crecimiento". "Hablando sobre el planeamiento, dije que quienes propugnan el crecimiento cero tienen que explicar cosas. El presidente nunca ha dicho prohibir, pero les pedía que den explicaciones sobre vivienda y puestos de trabajo a aquellos que no tienen, o sobre inmigración", insistió.

    "LO DIGO VEINTE VECES"

    "Estoy a favor de la inmigración y lo digo veinte veces", recalcó el nacionalista que se mostró partidario de un "control del crecimiento". "De control del territorio y no prohibiciones porque la alternativa cero supone muchas prohibiciones", apostilló al tiempo que planteó que "no puede haber un crecimiento indiscriminado".

    En esta línea, Castro afirmó que el de las islas "tiene que seguir siendo un pueblo abierto al desarrollo armónico y sostenible". "A los ciudadanos hay que hablarles con claridad y nuestro modelo es moderado, lo propugnamos desde hace muchos años y sin reconocimiento de algunos colectivos", dijo y añadió que "no hay modelos estáticos, ya que tienen que fluctuar con condicionantes sociales, culturales y económicos".

    "Se ha interpretado lo contrario a lo que quería decir", concluyó Castro que repitió que "son ellos los que tienen que explicarse".

    LAS DECLARACIONES

    El presidente del Parlamento también dijo el pasado 31 de diciembre que si en el archipiélago ha habido "desmanes" urbanísticos, éstos "hay que ponerlos en su sitio" al tiempo que se felicitó porque la población de las islas muestre sus preocupación por la legislación territorial.

    Castro recordó, que las islas "es la comunidad con más territorio protegido; y eso no se ha hecho ahora" y puntualizó que "lo hemos hecho diputados que llevamos aquí --Cámara Legislativa-- 15 o 20 años". "En aquellos momentos era mucho más difícil dar los pasos que se dieron y hoy se ha visto que eran leyes severas y duras", añadió el presidente.

    De igual forma, señaló durante la entrevista que normas como las canarias no son frecuentes en otros lugares, pero planteó que "no se puede llegar al planteamiento de que aquí no se puede mover nada", en referencia al crecimiento cero. "Hay que ser responsables y hay que ponerse de acuerdo en lo que se puede mover, cómo y cuando", añadió al tiempo que insistió en que "nuestras leyes de Ordenación Territorial son avanzadas y severas".

    El presidente dejó abierta la posibilidad de que "haya habido escarceos", pero matizó que no conoce ningún caso concreto "en los que se ha actuado al borde de la ley". "Si hay desmanes hay que ponerlos en su sitio, pero se está queriendo hacer ver a ciertos sectores políticos como unos enemigos del territorio y a mí me parece que es una absoluta injusticia ese tratamiento", sentenció.