8 de marzo de 2021
27 de enero de 2021

CC-PNC exige la puesta en marcha de un plan de choque extraordinario ante la crisis que sufre Tenerife

CC-PNC exige la puesta en marcha de un plan de choque extraordinario ante la crisis que sufre Tenerife
El portavoz del grupo de CC-PNC del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y la diputada Rosa Dávila - CC-PNC

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo de CC-PNC del Cabildo de Tenerife ha solicitado un plan de choque extraordinario para afrontar la crisis social y económica que atraviesa la isla y pedirá un pleno extraordinario en febrero para analizar la situación y aportar soluciones que atienden a las demandas de las personas más necesitadas, autónomos y pymes.

El portavoz del grupo nacionalista, Carlos Alonso, y la diputada Rosa Dávila han comparecido en rueda de prensa para exponer la situación que vive la isla y el conjunto de medidas que propondrán en el Pleno.

Carlos Alonso afirmó que el Gobierno de Canarias "ha abandonado a Tenerife cuando peor lo estaba pasando con la pandemia" y ha criticado la "pasividad" del Cabildo para tomar decisiones "mientras las familias, autónomos y empresas están desesperados".

Alonso ha indicado que el PSOE y Ciudadanos dejaron de ejecutar en 2020 unos 171 millones de euros que, unidos a unos 100 millones de remanente de 2019 y a los 30 millones que podían endeudarse, suman 300 millones de euros que han dejado de inyectarse en la economía insular.

Según denunció el portavoz, "tenemos una tasa de paro histórica, con 147.000 personas en paro y ERTE, un nuevo cero turístico y la actividad comercial prácticamente paralizada y el Cabildo, en vez de invertir y ejecutar ese dinero, ha estado paralizado".

Asimismo, ha señalado que las ayudas que se iban a dar "o no han llegado o son tan pequeñas que no han aliviado la situación de los autónomos y pymes". En ese sentido, ha querido recordar que la pandemia de COVID-19 permite declarar la emergencia y establecer procedimientos más rápidos y ágiles para tramitar las ayudas y subvenciones e impulsar la inversión.

Por su parte, Rosa Dávila denunció la "extrema pasividad y desidia" tanto del Cabildo como del Gobierno de Canarias y recordó que la isla estuvo "un mes en fase 3 con su actividad económica paralizada y la hostelería y restauración a cero y ninguna de esas dos administraciones movieron un dedo" y que sólo cuando Gran Canaria entró en la misma fase "se preocuparon de sentarse con los sectores afectados y de activar medidas totalmente insuficientes que no son más que producto de la improvisación".

Para la diputada nacionalista, "es vergonzoso que un mes y medio después de activar la fase 3 y tras casi 10 meses se pandemia este Gobierno no tenga ni plan A, ni plan B, ni rumbo, ni sepa cómo evitar la sangría de empleos". En este sentido, Rosa Dávila recordó que a la política "se viene a trabajar, a servir a la ciudadanía a solucionar problemas, pero este Gobierno, con su desidia, desinterés y falta de trabajo, no está aportando soluciones; tan solo anuncios en prensa y titulares vacíos".

"El Gobierno, casi una semana después de su gran anuncio, no sabe ni cuánto, ni cómo, ni cuándo va a dar esas ayudas directas, que deben ser a fondo de perdido mientras las empresas agonizan. Tenerife no puede esperar un segundo más", sentenció

MEDIDAS DEL PLAN DE CHOQUE.

En el plan de choque, CC-PNC plantea medidas como bonificaciones del 50% de las cotizaciones a la Seguridad Social de autónomos mientras duren las restricciones de actividad derivadas de las acciones contra la pandemia.

También la bonificación por el Cabildo de la tasa de tratamiento de residuos del PIRS a los ayuntamientos y reducción de las tasas recogida de residuos sólidos a negocios y viviendas.

A su vez, proponen aumentar los periodos de carencia de los préstamos ICO en dos años y los plazos de amortización hasta 10, así como establecer de manera coordinada entre las diferentes administraciones nacional, autonómica e insular, subvenciones de hasta el 75% de la caída de la facturación de autónomos, pymes y empresas en general para aquellas empresas a las que se le ha limitado o imposibilitado el libre ejercicio de su actividad productiva como consecuencia del COVID-19 en Tenerife (entre otros gimnasios, ocio, cultura, restauración, hostelería, entre otros). Dichas ayudas deberán tener carácter de emergentes de forma que puedan ser devengadas y abonadas en el primer trimestre de 2021.

Igualmente, solicitan la prolongación de los ERTE en el sector turístico, restauración, comercial, cultura y ocio hasta el 31 de diciembre 2021, y la eliminación de burocracia en la tramitación de ayudas con la generalización de la declaración responsable para la solicitud.

Otras medidas serían exonerar de la obligación de tributar por las ayudas y/o subvenciones percibidas por cualquier administración pública; impulsar modificaciones legislativas de carácter urgente que simplifiquen la normativa en contratación administrativa y urbanística como instrumentos de dinamización de la inversión pública y privada, y aplazamientos y fraccionamientos sin recargo de obligaciones fiscales en los distintos niveles administrativos.

Por último, desde CC-PNC plantean el desarrollo de mejores mecanismos de control de la pandemia que combinen una mejor aplicación de rastreo, un mejor control en la entrada del virus en la isla, la aplicación de sistemas de desinfección más intensos, la aplicación de cribados masivos en caso de contagio comunitario. Todo ello con objeto de revertir la situación de la isla y que la actividad social y económica pueda desarrollarse en mejores condiciones