21 de enero de 2021
27 de noviembre de 2020

El Congreso Internacional de Avistamiento de Cetáceos concluye con la participación de más de 500 profesionales

El Congreso Internacional de Avistamiento de Cetáceos concluye con la participación de más de 500 profesionales
El Congreso Internacional de Avistamiento de Cetáceos concluye con la participación de más de 500 profesionales - CABILDO DE TENERIFE

(Esta noticia sustituye a la anterior del mismo título por un error de la fuente informante en el primer párrafo. Disculpen las molestias)

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El I Congreso Internacional de Avistamiento de Cetáceos - SeaU 2020, inaugurado el pasado 11 de diciembre en el municipio de Santiago del Teide, en la isla de Tenerife, ha finalizado este viernes y ha contado con la participación de más de 500 profesionales de 36 nacionalidades diferentes.

El consejero de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo del Cabildo de Tenerife, José Gregorio Martín Plata, ha afirmado que estas cifras "ponen de manifiesto el valor de la puesta en marcha de esta iniciativa", en la que el Cabildo "ha visibilizado su compromiso con el medio marino y con la sostenibilidad en una de las principales actividades que realizan los turistas al venir a la isla".

Martín Plata indicó que todas las sesiones del evento se transmitieron online, con una participación media de 300 personas en cada una. En ellas se pudo conocer cuál ha sido la evolución de la actividad en lugares como Chile, Argentina, Noruega o Azores, con mayor tradición en el sector y, en muchas casos, con normativa específica desarrollada que regula y controla el acceso a las zonas de paso de las especies, "lo que nos reafirma en la pertinencia de haber celebrado este evento", apuntó el consejero.

Por su parte, el consejero delegado de Turismo de Tenerife destacó que durante las más de dos semanas de congreso se celebraron más de medio centenar de reuniones sectoriales entre empresarios con el objetivo de favorecer el networking. Así, guías y empresas especializadas en avistamiento de cetáceos hasta investigadores científicos, turoperadores, agencias especializadas o técnicos de diferentes administraciones públicas, entre otros perfiles de profesionales relacionados con el sector del avistamiento de cetáceos, pudieron intercambiar impresiones sobre las buenas prácticas de esta actividad, en equilibrio con la conservación de los ecosistemas marinos.

Aseguró que han sido "días de intenso trabajo que han servido para que expertos y profesionales intercambien opiniones sobre la proyección de esta práctica, y donde se ha incidido en la importancia de que la actividad de avistamiento vaya adherida a una labor de divulgación científica, la concienciación medioambiental para los usuarios y usuarias de esta actividad, en la que también debe estar implicada la población residente, fundamentales para la defensa y cuidado de sus entornos".

Hope Sport y reconocimiento internacional de la Carta por la Sostenibilidad

Durante la celebración de la jornada inaugural del I Congreso de Avistamiento de Cetáceos, la isla recibió oficialmente la distinción de punto de esperanza marina, Hope Spot, que identifica a la franja entre el suroeste de Tenerife y La Gomera como una zona "gran valor", destacando la necesidad de protegerla como lugar clave de cara a favorecer la conservación de los océanos.

Del mismo modo, se dio visibilidad internacional a uno de los documentos clave para el desarrollo sostenible del avistamiento de cetáceos en la isla, la Carta por la Sostenibilidad; una declaración de principios que manifiesta el compromiso por parte de Turismo de Tenerife hacia el ecoturismo, la sostenibilidad y el respeto por el entorno natural, convirtiéndolo en un valor añadido que sirve para reforzar la excelencia de la oferta turística actual.

Actualmente, y tras una solicitud del Cabildo, a través de Turismo de Tenerife, la isla cuenta desde 2019 con una moratoria para impedir la concesión de licencias nuevas por el Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España a embarcaciones de avistamiento, a la espera de que finalice un estudio de carga al respecto.

La longitud de las embarcaciones, el número de salidas al día, la distancia a la que se pueden acercar a los cetáceos sin generar estrés o el posible uso de embarcaciones ecológicas que no generen huella de carbono, han sido algunas de las cuestiones abordadas en las sesiones como elementos de control para favorecer el avistamiento sostenible.

Asimismo, se valora considerablemente la necesidad de que las empresas renuncien a cantidad por calidad, ofertando un servicio más exclusivo que limite el número de pasajeros por barco aunque eso suponga el encarecimiento de los tickets de venta. Una tendencia que busca una compensación entre un perfil más generalista del visitante, frente a uno más concienciado con el entorno y con la selección de empresas que cumplan con los requisitos de sostenibilidad.

El avistamiento de cetáceos se ha convertido en los últimos años en la segunda actividad más demandada por los visitantes que llegan a la isla, justo por detrás de la visita al Parque Nacional de Teide. El pasado año, alrededor de 700.000 personas realizaron esta práctica.