24 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2006

Curbelo plantea la creación de una oficina insular que defienda los derechos del consumidor

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, apuesta por la creación de una oficina insular que defienda los derechos del consumidor, un servicio que, según su criterio, es un complemento necesario para la futura red canaria de transportes, a través de la que se pretende buscar la máxima agilidad de pasajeros y mercancías, y que resulta fundamental para abaratar la cesta de la compra.

Curbelo explica que las subvenciones y las bonificaciones, junto con una red moderna de infraestructuras y medios de transporte, son la base fundamental de la red canaria de transportes, pero se debe garantizar que lleguen al destinatario final, de ahí que el Cabildo abogue por establecer una línea de colaboración con la Consejería de Industria del Gobierno regional, que asegure la puesta en marcha de una eficaz oficina insular del consumidor.

El máximo representante insular insiste en que el cometido de este centro sería eliminar barreras y asegurar que las ayudas lleguen al consumidor, que podría conocer en todo momento qué productos están subvencionados y, en consecuencia, presentar las reclamaciones que sean necesarias.

Defiende, además, la necesidad de que se agilice la tramitación para que el empresario pueda repercutir estas ayudas, así como una campaña continua de información para que cuando el empresario compre un producto sepa exactamente que subvención tiene, la reciba casi de inmediato y, en consecuencia, la pueda repercutir.

Según el máximo representante de la Corporación insular, muchas veces el sistema impide que el empresario pueda trasladar la subvención al producto final, ya sea por desconocimiento o porque la administración no resuelve de forma ágil.

Curbelo recuerda que la red canaria de transportes recoge bonificaciones de hasta el 30 por ciento de los fletes entre islas de productos de primera necesidad procedentes del exterior. Destaca que, según su criterio, es necesario incrementar esta bonificación hasta el 40 ó 50 por ciento, además de ver en qué islas del Archipiélago hace falta una subvención mayor para contrarrestar los sobrecostes que sufren, por ejemplo, La Gomera y El Hierro.

Plantea, asimismo, la conveniencia de reforzar las bonificaciones que se conceden a la producción interior de las islas, e insiste en que la combinación de todos los elementos apuntados sería la mejor forma de asegurar un tráfico fluido de mercancías dentro del territorio cohesionado que debe ser Canarias y, a partir de ahí, abaratar los precios de la cesta de la compra.

"Lo que resultaría absolutamente raquítico es que se quisiera mantener la partida de 1,2 millones de euros que hasta ahora se han destinado a estas subvenciones, pues con esa cantidad ni siquiera se cubren las necesidades de las islas menores", afirma Curbelo, quien hace hincapié en que se deben implementar las ayudas, regularlas de forma clara y responder sin demora.

Destaca que igual de vital resulta la demanda, tantas veces planteada desde La Gomera, sobre la supresión de las tasas portuarias y aeroportuarias interislas, pues no están justificadas dentro de una única comunidad que aspira a la superación de las barreras físicas que la dividen.