30 de noviembre de 2020
4 de noviembre de 2006

La delegación de la ACP-UE instará a que Europa considere la inmigración como un problema global

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los miembros de la delegación de parlamentario de los países de África, Caribe y Pacífico (ACP) y del Parlamento Europeo se comprometieron en Tenerife a instar a Europa a que considere la inmigración como un problema global y a que apueste por las políticas al desarrollo.

El eurodiputado español del grupo socialista Miguel Ángel Martínez apuntó que la UE "no puede permitirse el lujo de hacer estas políticas a largo plazo, sino a medio, porque el reto, pese a sus dificultades, es conseguir una política europea en inmigración e incentivar el desarrollo en África".

La delegación, que ha visitado Malta y Tenerife para conocer de cerca el problema de la inmigración y valorar de primera mano las condiciones de acogida y la situación de los internos en los campos de retención con el fin de elaborar un informe que presentará próximamente en la UE, estudia también visitar los países emisores de donde proviene el 98 por ciento de los cayucos que transportan inmigrantes irregulares, así como que Canarias acoja una conferencia de alto nivel donde parlamentarios europeos y de los países ACP planteen soluciones para poner freno a este fenómeno.

El eurodiputado del grupo popular alemán Rainer Wieland se mostró de acuerdo en incentivar las políticas al desarrollo, aunque consideró difícil que Europa logre armonizar una política común sobre inmigración porque las diferencias de los 25 en esta materia "son todavía enormes".

Miguel Martínez coincidió con Wieland en que llegar a un acuerdo es muy complicado en la actualidad, pero resaltó que la UE debe resolver "un problema que ahora considera que es sólo de España"

La copresidente de la delegación, la eurodiputada del PSE de Francia, María-Arlette Carlotti, dijo que las condiciones en la que viven los inmigrantes irregulares en los centros de retención de Canarias "son correctas", aunque lamentó que personas que no son delincuentes "estén encerrados por pensar que Europa es la tierra prometida".

Pese a todo, dijo que el Gobierno español está actuando en esta situación de emergencia con mucha humanidad, aunque a su juicio la única respuesta para poner fin a este drama colectivo es invertir en políticas de desarrollo "a largo plazo".

La jamaicana Sharon Hay Webster, copresidenta de la delegación, explicó que los inmigrantes con los que había hablado eran pescadores y agricultores que se habían hecho a la mar con el único fin de ayudar a sus familias. Destacó que en las islas ha encontrado más hombres que mujeres, lo que no observó en Malta, donde el número de mujeres es bastante similar al de los varones.

Hay Webster coincidió con el resto de los miembros de la delegación en que la única solución para poner freno a la situación es apostar por las políticas al desarrollo porque "la solución no está en el mar sino en tierra", y pidió mayor agilidad para la concesión de estos fondos. Webster abogó también porque la UE cuente con una política común en inmigración.

El representante de Benin, Eustache Akpovi valoró los esfuerzos que realiza el Gobierno de España y el de Canarias en esta materia, pero indicó que no eran suficientes porque existe mucha pobreza en África. "La única solución son las políticas al desarrollo en los países ACP y que la UE considere que es un problema global".

Según Eustache Akpovi es clave que la UE cree organizaciones no gubernamentales que se encarguen en los países africanos de sensibilizar a la población de los riesgos que corren si pretenden cruzar el océano en frágiles embarcaciones ya que se trata "de un viaje hacia la muerte".