21 de noviembre de 2019
14 de julio de 2010

Desmantelado un taller ilegal en Gran Canaria para desguazar coches robados y montar piezas en otros averiados

Tres detenidos por la Policía Nacional quedan en libertad imputados

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desmantelado un taller ilegal en Las Palmas de Gran Canaria utilizado para el desguace de vehículos robados a fin de montar piezas en otros averiados, operación en la que han resultado detenidas tres personas.

El Grupo de Policía Judicial de Distrito Norte ha finalizado recientemente la investigación policial. Los tres detenidos, naturales de la capital grancanaria, con edades comprendidas entre 25 y 47 años y con diversos antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial, quedaron en libertad imputados por un presunto delito de robo de vehículo y a la espera de juicio, según informa el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado.

Los investigadores, tras recibir denuncias de particulares por las presuntas sustracciones de dos vehículos, recientemente adquiridos por sus propietarios, y producidos prácticamente en el mismo lugar, aunque en fechas separadas, centraron las pesquisas sobre una grúa, que en horas de la madrugada realizó servicios de retirada de vehículos no autorizados por la empresa.

LOCALIZADO POR SATÉLITE

Valiéndose del uso de las tecnologías, y a través de un sistema de posicionamiento satélite, se logró centrar la ubicación del taller clandestino.

Una vez establecido el oportuno dispositivo, la Policía procedió a su registro por sorpresa, recuperando lo que quedaba de uno de los vehículos sustraídos, e incautando otro de similares características.

Para operar los delincuentes repartían sus tareas. Primero contactaban con potenciales clientes para ofrecerles la reparación de un vehículo siniestrado, por el que ya habían percibido compensación económica de sus respectivos seguros.

Después, uno de ellos se encargaba de la sustracción del vehículo en cuestión, utilizando una grúa de la que disponía por su profesión, y, finalmente, contrataban a terceros para el montaje de las piezas necesarias, utilizando el bastidor original del vehículo que les pertenecía legalmente.

Para leer más