21 de enero de 2020
5 de diciembre de 2019

Detienen a una persona por hurtar e incendiar su vivienda en Agüimes (Gran Canaria)

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil del Puesto Principal de Agüimes, en Gran Canaria, detuvo el pasado 29 de noviembre a un hombre que responde a las iniciales de J.N.M.P., de 24 años y nacionalidad española, vecino de San Bartolomé de Tirajana y con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de hurto y un delito de incendio ocurrido en el mes de febrero en una vivienda unifamiliar de dos plantas del barrio del Cruce de Arinaga.

La investigación se inició cuando en febrero de este año se denunció en dependencias policiales la desaparición de una caja fuerte del interior de una vivienda en el Cruce de Arinaga, si bien en el pasado mes de octubre la Guardia Civil recibió nuevos datos de los denunciantes sobre las joyas, según informó la Benemérita en nota de prensa.

La vivienda se había visto seriamente afectada previamente por un incendio ocurrido entre las 11.30 y las 13.30 horas aproximadamente, desconociéndose en un primer momento las causas que lo originaron. Además la ausencia de esta caja fuerte, que contenía dinero en efectivo y joyas, fue detectada tras el desescombro y limpieza de la parte calcinada de la vivienda, motivando así las sospechas de que el incendio no fuera accidental o fortuito.

Por ello, los agentes contemplaron desde ese momento la posibilidad de que el incendio hubiera sido provocado para hacer desaparecer cualquier indicio relacionado con la sustracción de la caja fuerte, por lo que se extendió la investigación a todas las personas que habitaban la vivienda en el momento en el que ocurrieron los hechos, ya que además no observaron signos de forzamiento alguno en los accesos a su interior.

De este modo, tras practicar las oportunas declaraciones testificales, tanto de víctimas como de testigos, y procederse al análisis de numerosa documentación entre las que estaba el informe sobre el incendio del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, la Guardia Civil pudo conocer que J.N.M.P., en aquel momento vinculado al grupo familiar afectado, había realizado posteriormente numerosas ventas de joyas en diversas joyerías de Gran Canaria, obteniendo así unos beneficios superiores a los 10.000 euros.

Posteriormente, tras obtenerse las imágenes de las joyas vendidas por esta persona en cada uno de los establecimientos, pudo comprobarse que la mayoría de ellas coincidían con la descripción de las sustraídas, como así se llegó a confirmar al ser reconocidas por sus legítimos propietarios.

Finalmente, se expuso que el incendio producido no solo originó cuantiosos daños materiales en la vivienda, sino que puso en peligro la vida de las personas que en ese momento se encontraban --entre ellos su propio hijo-- en el interior.

Si bien, gracias a la rápida actuación de los bomberos del Consorcio del Servicio de Emergencias se evitó que el incendio se propagara a otras casas anexas, trabajando dos horas en su extinción y gastando 1.200 litros de agua.

El delito de incendio con peligro para la vida o la integridad física de las personas está castigado por el artículo 351, que contempla penas de prisión de 10 a 20 años.

Finalmente, las diligencias instruidas fueron remitidas el pasado día 3 al Juzgado de Instrucción nº 3 de Telde, en funciones de guardia.

Para leer más