17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 20 de octubre de 2014

    Devuelven al mar un págalo grande en Fuerteventura

    Devuelven al mar un págalo grande en Fuerteventura
    CEDIDA

    PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura ha devuelto este lunes al mar un págalo grande en la costa de Puerto Lajas, en Puerto del Rosario.

    La liberación de esta fauna es poco habitual y se ha devuelto a su medio natural después de que apareció accidentado el 6 de octubre en el Parque Natural de Corralejo y tras recibir atención veterinaria necesaria en el Centro de Recuperación de Fauna de Tafira, en Gran Canaria, ha vuelto al mar.

    Al respecto, la consejera de Medio Ambiente y Transportes del Cabildo de Fuerteventura, Natalia Évora, destacó que actualmente se encuentra "plena Campaña de La Pardela (Calonectris diomedea) en la que es probable que aparezcan pollos de esta especie accidentados o desorientados en distintas zonas de la isla".

    Agregó que este lunes, además, se "han liberado cinco pardelas recogidas por el personal del Cabildo estos días atrás y que, como siempre, son atendidas gracias a que la gente ha dado el aviso previamente", según informó el Cabildo de Fuerteventura en nota de prensa.

    En relación al págalo que se ha devuelto al mar, señaló que se trata de una especie marina que aunque existen numerosas referencias de avistamientos en Canarias, estos se producen en alta mar, siendo "muy poco frecuente" localizarlos en tierras del archipiélago.

    El págalo es un ave de gran tamaño que alcanza los 58 centímetros de longitud, 1,4 metros de envergadura y 1,7 kilogramos de peso. Su parte superior es marrón oscura, bandeada, con un pico recio, ganchudo, de color gris oscuro. Las patas son del mismo color y en el vuelo posee bajo las alas una mancha blanquecina, cerca del álula. Dicho atributo es exhibido en las zonas de cría durante el cortejo.

    Asimismo, en época de cría emiten un sonido similar a un ladrido profundo. En otros momentos, sin embargo, son sorprendentemente silenciosos.

    Para leer más