23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 7 de septiembre de 2008

    La Dirección del Menor y Familia en Canarias quiere "abrir el horizonte" de adopciones

    Más del 80% de las adopciones de menores en las islas correspondieron a países extranjeros durante el 2007

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Dirección General del Menor y Familia de la Consejería de Bienestar del Gobierno de Canarias ha apostado por "abrir el horizonte" de adopciones y que los padres, por lo menos, "tengan la opción de elegir entre distintos países con las garantías jurídicas" tras la acreditación reciente de adopciones en países como Burundi, Camerún y Nigeria, según informó la directora general del Menor y Familia, Carmen Steinert, en declaraciones a Europa Press.

    "Que los padres tengan la opción de elegir entre distintos países y una vez informados sobre la legislación del país se adapte a sus condiciones y que haya una entidad colaboradora que ayude en el proceso. Hemos abierto la adopción recientemente con Vietnam, y en todo lo que es adopción internacional existen los países del convenio de La Haya que garantizan unos mínimos de derechos o, también, las adopciones mediante acuerdos entre el país extranjero y el Estado español como es este caso de Vietnam. Las comunidades autónomas hemos querido acreditar distintas Entidades Colaboradores de Adopción Internacional (ECAI) para la consecución del fin último que es el ser padres", explicó Steinert.

    Más del 80% de las adopciones de menores de familias de la Comunidad Autónoma de Canarias correspondieron a países extranjeros durante el 2007 alcanzando las 117 adopciones, de las que 96 fueron internacionales y 21 nacionales, según los datos facilitados por la propia Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias.

    Steinert explicó que el Gobierno canario lo que ha intentado es que cuando un padre desea adoptar un menor disponga de una entidad colaboradora que le facilite ese proceso para los casos de Burundi, Camerún y Nigeria. En estos países es la asociación Futura en Familia (AFEF) la acreditada, y para Vietnam es el 'Cuidado de la Infancia' (ACI).

    DURACIÓN DEL PROCESO

    Con respecto al plazo de la adopción, Steinert destacó que lo que la Consejería de Bienestar Social en Canarias ha pretendido es que el primer trámite en el proceso, la declaración de idoneidad, sea de un periodo aproximado de seis meses y una vez hecho esto, se pasaría la documentación al país extranjero y a la entidad colaboradora.

    "Hace unos años China era muy rápida porque no existía una demanda muy alta de padres que solicitaban un menor y ahora son más lentos los procesos. Por ello, no podemos hablar con exactitud de un promedio de tiempo para la autorización de la adopción puesto que puede ser desde un año y medio y hasta dos o, dos y medio, dependiendo del propio país", puntualizó Steinert.

    "Hay muchas circunstancias que hay que valorar como la estabilidad de las autoridades en ese país, cambios legislativos, conflictos internacionales que demoran el proceso de la adopción de menores extranjeros", agregó la directora general del Menor.

    LA COMPLEJIDAD DE LA ADOPCIÓN NACIONAL

    Steinert hizo hincapié en la complejidad en las adopciones nacionales ya que "no todos los menores encajan con el perfil que buscan los padres".

    Asimismo la directora general insistió que "no hay tantos niños de cero a tres años como padres adoptantes", ya que la mayoría son de características especiales como mayores de siete años o con algún tipo de discapacidad psíquica y física.

    "Estamos ilusionados con la ley estatal de adopción internacional a finales de diciembre de 2007 donde se introdujo la posibilidad de que los padres biológicos puedan reclamar al menor, en un determinado tiempo, y recurrir a los Tribunales de Justicia sobre el desamparado de su hijo/hija. Esto hace que el proceso de adopción nacional sea más lento de lo habitual", agregó Steinert.

    "Ahora estamos trabajando en los acogimientos en familia con vínculo sanguíneo ajeno, ya que hasta ahora los datos de acogimiento en Canarias con vínculos de sangre es alta", esbozó la directora general del Menor y Familia.