28 de noviembre de 2020
6 de junio de 2006

Domingo Berriel inaugura el Congreso de los Recursos Forestales de la Macaronesia

SANTA CRUZ DE LA PALMA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, inauguró en la tarde del martes el Congreso de los Recursos Forestales de la Macaronesia, que se celebrará hasta el próximo viernes en el término municipal de Breña Baja. El objetivo de este encuentro es la puesta en común por parte de Canarias, Madeira, Azores y Cabo Verde de sus experiencias en la gestión y planificación de los bosques.

Los expertos reunidos en el encuentro, enmarcado en el Programa de Iniciativa Comunitaria Interreg IIIB SOSTENP, analizarán el papel clave que desempeña una correcta gestión y planificación de los recursos forestales en la lucha contra la pérdida de suelo y desertización.

Sobre esta cuestión, incluida en una de las cinco áreas temáticas que se abordarán en el congreso, Berriel destacó en sus palabras de apertura la preocupación del gobierno autónomo por el problema de la desertización y desertificación, teniendo en cuenta, además, que los datos sitúan al archipiélago entre las comunidades autónomas que corren mayor riesgo de padecer los mencionados procesos.

Esta inquietud, apuntó el consejero, se traduce en la puesta en marcha de planes, programas y acciones específicas que luchen contra el avance del desierto en las islas. "El objetivo que persigue el ejecutivo canario es la prevención y reducción de la degradación del territorio, la rehabilitación de aquellas zonas parcialmente degradadas y la recuperación de las desertificadas de las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas de Canarias", según añadió el titular de Medio Ambiente y Ordenación Territorial.

A su juicio, hay que hacer un esfuerzo para lograr restablecer, mantener y mejorar la función protectora de los bosques en el marco de una gestión sostenible. Por ello, Berriel calificó de "tremendamente importante" la celebración del encuentro de La Palma, que bajo el título de Congreso de los Recursos Forestales de la Macaronesia. IV Jornadas Forestales de la Macaronesia, reúne en esta isla a expertos de la región de la Macaronesia sobre la protección de los bosques.

"El Congreso es una oportunidad única de intercambio de experiencias y para plantear acciones comunes a desarrollar por Canarias, Madeira, Azores y Cabo Verde para avanzar en la planificación y gestión forestal". Berriel subrayó las singularidades de los archipiélagos macaronésicos, cuyas premisas están diferenciadas de las planteadas en la zona continental, tanto desde un punto de vista social como ambiental.

La región biogeográfica de la Macaronesia, formada por Canarias, Madeira, Azores y Cabo Verde, fue el primer territorio de Europa en contar con un listado de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC). La Macaronesia tiene un total de 208 LIC, de los que 174 están localizados en Canarias, en los que las masas forestales tienen una representación destacada, tanto por su singularidad como por su grado de endemicidad. Las 1.058 especies endémicas de La Macaronesia otorgan a las masas forestales autóctonas de la región un alto valor ambiental y económico.

El consejero de Medio Ambiente hizo alusión a las características geográficas, históricas y ambientales comunes de la región de La Macaronesia. "Esta circunstancia ha permitido la existencia de ejemplares de flora y fauna similares, con unas condiciones ambientales muy particulares. Por ello, una correcta gestión y ordenación de las masas forestales de La Macaronesia tendrán como principal consecuencia la correcta integración de la región en los compromisos adoptados en el protocolo de Kyoto", indicó Berriel, quien añade que en dicho protocolo se hace especial mención a la preservación y gestión de los bosques como factor indispensable para el control de los gases de efecto invernadero, sobre todo en el control del CO2.

Además del área del congreso en la que se evaluará la potencialidad que tiene la correcta planificación y gestión de los recursos forestales en el ámbito de la lucha contra la pérdida de suelo y procesos de desertificación, el certamen se divide en otras cuatro partes temáticas: la selvicultura y los aprovechamientos forestales, la producción de plantas y repoblación forestal, la protección contra los incendios forestales y el uso público de las áreas forestales.