10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 7 de abril de 2008

    El Gobierno de Canarias entrega al Cabildo de La Palma la gestión de la Fuente Santa, en Fuencaliente

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández y el presidente del Cabildo de La Palma, José Luis Perestelo, firmaron esta mañana el acta de entrega de las instalaciones de la Fuente Santa al Consejo Insular de Aguas a efectos de su gestión.

    En virtud de este convenio, la Consejería proporcionará asistencia técnica para la financiación y elaboración del estudio sobre el caudal a explotar en la Fuente Santa al Cabildo de La Palma y éste, una vez determinados los procedimientos y usos para este fin, los trasladará a Obras Públicas y Transportes para consensuar conjuntamente los proyectos que se estimen pertinentes, según informó el Gobierno de Canarias en un comunicado.

    Además, con el objetivo de lograr la mejor gestión de la explotación de las instalaciones, el Cabildo se compromete a crear, en su momento, una sociedad o consorcio, dependiente del mismo, en el que puedan participar, asimismo, el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Fuencaliente.

    LA HISTORIA.

    El Gobierno de Canarias reencontró la Fuente Santa el pasado 2005 después de 328 años de trabajos de búsqueda. Esta fuente fue sepultada por las coladas del volcán de San Antonio en su última erupción. Encontrar la Fuente Santa ha sido bastante complicado, hasta el punto de que se han aplicado cuatro ciencias: La Hidrogeología, la Hidroquimica, la Arqueología y la Ingeniería. Una vez hallada, se excavó una amplia bóveda, para que, en marea alta, se vea un lago subterráneo y, en marea baja, aflore todo el caudal de la fuente.

    Cabe resaltar que las propiedades curativas de la mencionada Fuente son inmensas, desde enfermedades como la piel, huesos y músculos hasta ser eficientes para el rejuvenecimiento. Por este motivo, desde el siglo XVII se acercaban personas desde cualquier parte del mundo para bañarse en ésta Fuente Santa que ha sido cubierta por dos coladas, la del volcán de Teneguía y de San Antonio.

    Todas estas circunstancias obligaron, según el Ejecutivo, a iniciar los trabajos a partir del estudio de los archivos históricos existentes. Fue en la última década del siglo xx cuando, por encargo del Ayuntamiento de Fuencaliente y del Consejo Insular de Aguas de La Palma, la Consejería de Obras Públicas comenzó con los trabajos de investigación que concluyeron en que la Fuente Santa, aún después de las erupciones del San Antonio y del Teneguía, yacía enterrada bajo coladas de basalto pero continuaba manando con un caudal de aguas mineralizadas y a más de 50 grados de temperatura.

    Una vez los estudios de textos antiguos determinaron la zona donde presumiblemente se debía encontrar la Fuente Santa, el Gobierno de Canarias redactó un proyecto en el que se definía la obra que debía encontrarla: una galería baja emboquillada en el frente de las coladas del San Antonio, en la misma playa de Echentive, con dirección hacia el sondeo más caliente y que cuando llegara a encontrar la pared del acantilado antiguo se bifurcaría en dos ramales paralelos a la costa. El coste de la obra, 512.000, euros se dividió en dos fases.

    La primera, de 212.000 euros, se adjudicó a la empresa Corsan-Corvia y se dio por finalizada en 2.002 cuando se concluyeron 127 metros de galería y dos anchurones donde se hicieron dos piscinas que tienen 36 y 42º C de temperatura, respectivamente. A lo largo de la perforación se constató la falta de estabilidad de las escorias que obligó primero a colocar cerchas cada metro, para así contener los derrumbes. En ocasiones este terreno suelto daba paso a coladas masivas y durísimas que obligaba a emplear explosivo.

    La segunda fase se adjudicó en 2.004 a la empresa Satocan por un importe de 500.000 euros. Desde el principio y debido a que la inestabilidad de las escorias iba en aumento, se cambió el método de perforación. Se mantenía el esquema de cerchas, redondos y piedras, pero para avanzar se empleó la técnica de las inyecciones de lechada de cemento. Gracias a ella se sustituyeron las escorias sueltas por un hormigón armado con los propios tubos de la inyección. Así, se llegó al acantilado antiguo a los 160 metros de galería y con la temperatura del agua del subsuelo continuamente aumentando.

    HALLAZGO.

    Llegados aquí y debido a los resultados de tres sondeos inclinados perforados desde la superficie, se comenzó el ramal del hastial derecho. Tras treinta metros se alcanzó un dique en el que se llegó a la máxima temperatura de 50º C.

    Todas las obras que se realizaron para perforar la Fuente Santa, en el municipio de Fuencaliente, cumplían con los requisitos exigidos por un total de seis corporaciones y organismos medioambientales. Así, sólo la tramitación de los permisos obligó a retrasar en un año el inicio de los trabajos. En concreto, la Consejería de Obras Públicas y Transportes contó con un informe medioambiental elaborado por sus propios servicios a los que se añaden los permisos municipales, de la Viceconsejería de Medio Ambiente, del Patronato de Espacios Naturales, del Servicio de Costas y del departamento de Minas de la Consejería de Industria.

    Es preciso matizar, según el Ejecutivo, que la obra del Gobierno de Canarias gozó de todos los requisitos legales: la concesión del agua es del Ayuntamiento, otorgada por el Consejo Insular de Aguas, la obra fue proyectada, dirigida y financiada por la Consejería de Obras Públicas, informada favorablemente en su totalidad por la Consejería de Medio Ambiente l del Gobierno Autónomo de Canarias y del Cabildo Insular así como por el Patronato de Espacios Naturales de La Palma y autorizada por el Servicio de Costas.