5 de marzo de 2021
21 de enero de 2021

El Gobierno sube a Lanzarote y La Graciosa a nivel 4 de alerta ante la "gravedad" de la pandemia

El Gobierno sube a Lanzarote y La Graciosa a nivel 4 de alerta ante la "gravedad" de la pandemia
Consejo de Gobierno de Canarias - GOBIERNO DE CANARIAS

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de Canarias ha acordado este jueves que la isla de Lanzarote, incluida La Graciosa, suba a nivel 4 de alerta a partir de las 00.00 horas de este sábado ante la "gravedad" de casos de coronavirus en la isla, y especialmente por la "velocidad" en la transmisión de los contagios.

Así lo ha avanzado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez, quien ha insistido en que "el panorama es muy preocupante", lo que obliga a tomar nuevas restricciones que afectarán a la economía pero "lo primero" es hacer frente a la subida de los contagios.

De esta forma, el toque de queda se mantiene fijado entre las 22.00 y las 06.00 horas y ahora se reducen los encuentros sociales a un máximo de dos personas y las actividad económica no esencial cesará a las 18.00 horas.

Además, se mantiene la restricción de entrada y salida de personas en Lanzarote, salvo por causa justificada; se potencia el teletrabajo; bares y restaurantes cierran a las 18.00 horas aunque con servicio a domicilio hasta las 22.00 horas; los aforos en comercio se reducen al 25% y también se recorta la capacidad en playas y piscinas.

Pérez ha dicho también que la isla de El Hierro subirá a nivel 2 este mismo viernes pues aunque los contagios en números absolutos son "escasos", desde el punto de vista porcentual "obliga a tomar medidas".

El portavoz ha comentado que la "gran mejoría" de la isla de Tenerife en las últimas semanas apuntala la idea de que "el sacrificio es útil" por lo que se deben mantener las restricciones donde sea necesario.

Así, ha aprovechado su comparecencia ante los medios de comunicación para reconocer el alto grado de cumplimiento de las medidas restrictivas en Tenerife --toda la Navidad en nivel 3 de alerta--, lo que ha llevado a una reducción de contagios "única" en los países europeos.

Pérez ha comentado que en el caso de Lanzarote no se trata de un confinamiento porque se permite la movilidad pero se trata de que al restringir la actividad económica en la calle "no haya nada que hacer" y los ciudadanos opten por quedarse en casa.

Para leer más