18 de enero de 2020
  • Viernes, 17 de Enero
  • 13 de diciembre de 2019

    Ibarra asegura que en el tiempo que estuvo en el Cabildo de Gran Canaria "no" conoció los problemas de la GC-1

    Ibarra asegura que en el tiempo que estuvo en el Cabildo de Gran Canaria "no" conoció los problemas de la GC-1
    Crucero en Las Palmas de Gran Canaria - CEDIDO/AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas (APLP), Luis Ibarra, ha asegurado este viernes que en el tiempo que estuvo en el Cabildo de Gran Canaria este año, tras las elecciones autonómicas y municipales, "no" tuvo conocimiento de que "podía haber un peligro en esa entrada" de la GC-1.

    Ibarra ha afirmado que en el "poco más de un mes" que estuvo como consejera insular "se habló de las obras prioritarias" que había que intentar coordinar entre el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno regional, en concreto de la carretera de La Aldea y de la tangencial de Telde, "pero no tenía conocimiento de que podía haber un peligro en esa entrada. No tuve conocimiento".

    Por ello, ha reconocido que le "ha chocado que no supiera" que ese proyecto estaba en la mesa. "También es verdad que si los ingenieros consideraban que era un proyecto de reforzamiento o que no tenía ningún peligro a corto plazo, que estaba el proyecto ya ejecutado y que en los presupuestos de 2020 se iba a sacar a licitación, es porque no le dieron más importancia", apostilló en declaraciones al programa 'Nada que ver' de José Luis Martín en 7.7 Radio, recogidas por Europa Press.

    De todos modos, para Ibarra la tangencial de Telde "es fundamental para evitar esto en el futuro", agregando que además es una obra "no muy costosa que, incluso cuando se hizo la circunvalación, se comió una parte de la ladera ya para que pudiese ser el inicio de la carretera".

    Así, cuestionado si ante lo ocurrido en la GC-1 el tren podría ser una solución, apuntó que su coste son unos 2.000 millones y "si tiene que ocurrir un accidente como este para que la inversión en el tren pueda ser rentable unos pocos días, lo que manifiesta es que realmente no es una inversión que pudiera soportar el día a día", ya que consideró que se deben generar infraestructuras que "se demanden todos los días no solo en caso excepcional".

    Finalmente, en relación a cómo afecta la situación por la que atraviesa la GC-1 al Puerto, que ha obligado a los vehículos pesados a desviarse por otras carreteras, apuntó que si bien las mercancías pueden "ser entregadas por la tarde o por la noche, los aviones difícilmente retrasan su planificación", en cuanto a la conexión que puerto y aeropuerto deben tender ante los cruceros que utilizan el Puerto de La Luz como base.