Inician un ensayo de trampeo masivo para el control del 'picudín' en palmeras de Gran Canaria, Tenerife y La Gomera

Inician un ensayo de trampeo masivo para el control del 'picudín' en palmeras de Gran Canaria, Tenerife y La Gomera
7 de diciembre de 2018 CEDIDO POR GOBIERNO DE CANARIAS

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Dirección general de Agricultura de Canarias ha iniciado el ensayo final de trampeo masivo en palmeras de Gran Canaria, Tenerife y La Gomera, para el control de 'Diocalandra frumenti', el llamado picudo de las cuatro manchas o 'picudín de la palmera'.

Aquí, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno regional ha explicado que el mismo no debe confundirse con Rhynchophorus ferrugineus, conocido como 'picudo rojo', que también afecta a palmeras y que fue erradicado en las islas en 2016 aunque se detectó un ejemplar el pasado mes de octubre en Gran Canaria gracias a las actuaciones de vigilancia y control que ha mantenido desde entonces este departamento y que continúan en la actualidad.

En este sentido, la empresa pública Gestión del Medio Rural de Canarias, en colaboración con los ayuntamientos, ha instalado una veintena de trampas en palmeras afectadas en cuatro zonas urbanas de Las Palmas de Gran Canaria; en El Palmetun, en Santa Cruz de Tenerife; y en cuatro espacios del casco histórico de San Sebastián de La Gomera.

Se trata de trampas de feromonas que funcionan como atrayente de este escarabajo --'picudín'-- que daña las palmeras, impregnadas en su interior de un insecticida que causa su muerte, lo que permite reducir sus poblaciones.

Por su parte, anteriormente se habían realizado acciones de control mediante tratamientos químicos en La Gomera que habían permitido contener la plaga.

LA DURACIÓN DE LOS TRABAJOS SERÁ DE UN AÑO

El director general de Agricultura, César Martín, explicó que la duración de estos trabajos, que se iniciaron a mediados del mes de octubre, será de un año, tiempo durante el cual se llevarán a cabo inspecciones mensuales para comprobar visualmente cómo es su evolución y el estado de las palmeras, que se completarán con la toma semestralmente de muestras de hojas de ejemplares para su análisis en laboratorio.

"Esto nos permitirá ir conociendo cómo se desarrolla el tratamiento y si éste funciona o es necesario realizar ajustes para mejorar las características de este sistema de control", añadió Martín, quien comentó también que estas actuaciones son fruto de varios estudios previos "que nos han permitido conocer entre otros aspectos las zonas y el nivel de infestación inicial de esas palmeras".

Por último, una vez concluidas estas actuaciones, sus resultados se remitirán al Ministerio para su autorización y posterior puesta a disposición de las corporaciones locales para su uso.

DAÑOS DEL 'PICUDÍN'

Los daños que el escarabajo Diocalandra frumenti provoca en la palmera canaria, se caracterizan por el secado de los anillos de hojas inferiores y la pérdida de hojas-que deben podarse para evitar que puedan desprenderse sobre los transeúntes- y, en algunos casos más drásticos, la muerte de ésta.

Este coleóptero de origen asiático, de la familia de los curculiónidos, se detectó por primera vez en Gran Canaria en 1998 y se encuentra actualmente en todas las islas del archipiélago excepto en El Hierro.

Contador

Últimas noticias