3 de junio de 2020
4 de abril de 2020

Investigados por conducir bebidos y saltarse el estado de alarma

Investigados por conducir bebidos y saltarse el estado de alarma
Coronavirus.- Policía Nacional y Guardia Civil detienen a 144 personas en Canarias por incumplir el estado de alarma - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN CANARIAS

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Sector de Tráfico de Canarias han instruido diligencias en las que investigan a dos varones que, además de incumplir las medidas restrictivas de movimientos, fueron interceptados mientras circulaban en sus vehículos con tasas de alcohol muy superiores a las permitidas, incurriendo así en sendos delitos contra la seguridad vial.

Ambos servicios se han realizado dentro del marco de las misiones que la Guardia Civil tiene encomendadas desde que se decretara el estado de alarma, entre las que se encuentra la realización de controles en vías de alta ocupación para comprobar el cumplimiento de las medidas restrictivas de movimientos establecidas en el Real Decreto aprobado por el Gobierno.

En el primer caso, un varón de nacionalidad alemana fue interceptado en horas de tarde en el km 3 de la carretera TF-481, en el sur de Tenerife, asegurando a los agentes que venía de hacerse una analítica de sangre, presentando incluso justificante médico. Tras realizarle la correspondiente prueba, arrojó una tasa de alcohol en sangre de 0.89 en la primera prueba y 0.73 en la segunda, incurriendo así en un presunto delito contra la seguridad vial.

En el segundo caso, también en horas de tarde, un vecino del municipio de Tacoronte fue interceptado durante la realización de un control en el km 19 de la TF-5. En este caso, el acusado justificaba su salida porque había ido a comprar a un supermercado y si bien llevaba en su vehículo tres botellas de vino procedentes de la compra recientemente realizada, también dio positivo en las pruebas de alcoholemia, arrojando un resultado de 0,74 en primera prueba y 0,66 en segunda, motivo por el cual, está acusado de un delito contra la seguridad vial.

Según informa la Guardia Civil, conducir bajo la influencia de alcohol/drogas constituye siempre un grave riesgo para la seguridad del tráfico, lo cual se agrave teniendo en cuenta la grave situación de crisis sanitaria que se está viviendo en la actualidad y que ha sido motivo de la declaración del Real Decreto de Estado de Alarma.

Conducir con una tasa de alcohol superior a 0,25 mg/l aire respirado y hasta 0,50 mg/l de sangre tiene una sanción administrativa de 500 euros y retirada de 4 puntos. Si supera el 0,50 mg/l lleva aparejada una sanción de 1.000 euros y retirada de 6 puntos. En el caso de reincidencia, 1.000 euros y de 4 a 6 puntos en función de la tasa.

Cuando la tasa es superior a 0,60 mg/l en aire respirado, constituye un delito contra la Seguridad Vial, que se encuentra tipificado en el artículo 379 del vigente Código Penal y está castigado con pena de prisión de tres a seis meses.

Para leer más