15 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

Melchior cree que "frivolidades y bandazos" del Gobierno dañan imagen de España y pide serenidad a Zapatero

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior (CC), ha explicado este martes que no le gustan las "frivolidades" cometidas por el Gobierno de España, situación que definió como "muy triste, y que "dañan la imagen" del país. Por ello reclamó del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero y de la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, "que se serenen y consensúen las medidas".

Melchior explicó en rueda de prensa que las condiciones "van cambiado" y así recordó en los Presupuestos Generales "hace cinco meses" se aprobó que las corporaciones locales se pudiesen endeudar de un 110 a un 125 por ciento. "El viernes se dio un giro y se habló de endeudamiento cero y hoy de que será a partir del uno de enero de 2011", prosiguió para concluir que "los bandazos son muy peligrosos".

"No se puede jugar con las administraciones públicas ni con el endeudamiento del Estado", argumentó el nacionalista que insistió en que en cinco meses las propuestas han variado hasta en tres ocasiones. "Esta situación es muy triste", dijo para admitir que cree que a Zapatero no le gusta esta situación.

A pesar de esto, insistió en que se han cometido "muchas frivolidades" y abogó por tomar medidas consensuadas aunque éstas sean "impopulares". No dudó de que "todos estamos por arrimar el hombro", señaló y le pidió al presidente del Gobierno "que no me venga con más frivolidades". Aquí aclaró que la rectificación producida este martes "es más justa para las administraciones locales".

Melchior detalló que "es muy raro" que alguna administración en las islas supere los límites establecidos del 125 o 110 por ciento.

A OTROS, MÁS

Sobre la repercusión que podría tener en el Cabildo de Tenerife la medida de evitar el endeudamiento, Melchior explicó que "sería una medida muy dura para el Cabildo, pero más para otras corporaciones locales". Dijo que algunas administraciones podrían tener dificultades en el pago de nóminas o de servicios esenciales.

De igual forma, admitió que las medidas que ahora deberán pasar por el Congreso de los Diputados no les gustan. Sobre el anuncio de CC de abstenerse señaló Melchior que "con otras medidas podrían conseguirse los mismos resultados".

"No estoy muy de acuerdo en principio", insistió para explicar que por responsabilidad su partido se abstendrá. "Hay que verlo en la globalidad de España", argumentó para añadir que aunque sean medidas duras "no aprobarlas sería peor". Puntualizó aquí que las medidas requieren que se corrijan "matices".