5 de marzo de 2021
25 de julio de 2014

Metropolitano diseña un sistema con frenada de emergencia

Metropolitano diseña un sistema con frenada de emergencia
CEDIDA

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Metropolitano de Tenerife, operador del Tranvía de Tenerife, ha desarrollado el Sistema de Monitorización de Velocidad Embarcada (SMVE) que permite supervisar constantemente y en tiempo real, la velocidad de un tranvía o de un tren en cada tramo, avisar al conductor si supera la velocidad máxima y, en último caso, activar automáticamente el freno de emergencia si persiste un exceso de velocidad.

   Este nuevo sistema de seguridad podría ser implementado en cualquier vehículo ferroviario utilizando técnicas de posicionamiento por satélite GPS, y en la actualidad ya se ha probado con éxito en un vehículo del tranvía y se espera que entre en funcionamiento en toda la red a partir del mes de octubre.

   En declaraciones a Europa Press, el gerente, Andrés Muñoz, señala que este sistema es una "herramienta de apoyo" para los conductores, a quienes les "ha gustado", ya que a partir de ahora se podrá evitar un accidente en caso de "despiste" humano.

   En su opinión, se trata de un "importante avance" en materia de seguridad para el sector ferroviario, y lejos de los sistemas de alta tecnología "caros y complejos", se ha optado por un mecanismo basado en una toma continua de datos vía GPS a partir de los cuales se identifica la posición y la velocidad del tranvía o del tren, según las velocidades correctas de operación en cada tramo.

   Al detectarse un exceso de velocidad, el sistema avisará al conductor tanto de manera visual --velocímetro en cabina de conducción-- como de manera acústica --alarma-- para que reaccione y vuelva a los umbrales de velocidad establecidos, y en caso de que no lo haga, automáticamente se aplicará una frenada de emergencia para detener el tranvía o tren.

   El sistema, además, no interfiere con otras medidas de seguridad como 'hombre muerto' o limitador de velocidad máxima, por ejemplo. Según Muñoz, aunque algunos transportes utilizan un sistema de seguridad de baliza, el SMVE es el único que monitoriza la totalidad de la línea.

"NO HAY QUE CONFIARSE"

   "La siniestralidad en el tranvía es muy baja pero no hay que confiarse porque en los últimos años ha habido accidentes como los del tren en Santiago o el metro de Valencia. Es un sistema adicional de seguridad", comenta.

   Adicionalmente, el SMVE guarda en el servidor central todos los registros que se produzcan durante la conducción para un análisis posterior en el que poder detectar, por ejemplo, aquellos tramos de la línea donde podrían registrarse excesos de velocidad; estudiar el comportamiento de conducción de los conductores, o bien analizar el confort del servicio mediante la detección de aceleraciones anormales, entre otros aspectos.