26 de octubre de 2020
25 de septiembre de 2020

El Museo Canario presenta los restos del 'Hombre de Agaete', evidencia de la violencia en la conquista de Gran Canaria

El Museo Canario presenta los restos del 'Hombre de Agaete', evidencia de la violencia en la conquista de Gran Canaria
Restos del 'Hombre de Agaete' - CEDIDO POR MUSEO CANARIO

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Museo Canario, ubicado en Las Palmas de Gran Canaria, presentó en la noche de este jueves los restos óseos del 'Hombre de Agaete', esqueleto que evidencia la violencia que tuvo lugar durante la conquista castellana de la isla de Gran Canaria.

Según informa el centro museístico, durante una visita nocturna, el arqueólogo Jonathan Santana explicó que estos restos despiertan un extraordinario interés en la comunidad científica, ya que suponen un documento "inigualable" para ilustrar el momento histórico en el que la cultura de los antiguos canarios se enfrentaba a su desaparición por la llegada de los conquistadores europeos.

Precisamente Santana se encargó hace unos años de estudiar el esqueleto encabezando un equipo del que también formaron parte Javier Velasco, Amelia Rodríguez, María del Cristo González y Teresa Delgado, esta última conservadora de El Museo Canario.

Al respeto, los resultados vieron la luz en junio de 2015 en la publicación International journal of Osteoarchaeology y ahora se han recogido de nuevo para formar parte de la exposición permanente del museo, pues el cuerpo de este aborigen quedará instalado próximamente en la Sala Bosch.

HALLADO EN 1934

Por su parte, el 'Hombre de Agaete' fue hallado en 1934 en el yacimiento funerario de Los Acarreaderos y se le puede identificar como un joven guerrero aborigen del siglo XV.

El interés que despierta se debe a las graves lesiones que presentan sus huesos, que fueron provocadas por armas cortantes y que evidencian un violento episodio de lucha en el contexto de la conquista de Gran Canaria por los castellanos, resumida como un desigual enfrentamiento entre la madera y el hierro.

En este sentido, durante la visita, el arqueólogo reflexionó sobre de las circunstancias que rodeaban la vida de este guerrero a través del análisis de las heridas que le causaron la muerte, como narración de las circunstancias históricas que vivían las islas en aquella época.

Se trata de un ejemplo único que desde ahora servirá para comprender uno de los momentos más trascendentales de la historia de Canarias, como fue el violento contacto de las poblaciones aborígenes con las culturas europeas.