23 de abril de 2019
17 de noviembre de 2008

Oramas (CC) cede hoy el testigo a Clavijo, después de casi diez años con el bastón de mando en La Laguna (Tenerife)

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de La Laguna y diputada nacional por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Ana Oramas (CC), renunciará este lunes a su acta de concejal en el Ayuntamiento tinerfeño durante la celebración de un pleno extraordinario que ha sido convocado con carácter urgente, después de que la nacionalista anunciase sus intenciones el pasado jueves.

Su sustituto será el hasta ahora responsable del área de Urbanismo, Fernando Clavijo. Oramas justificó su decisión argumentando que ha "cumplido" con el proyecto político que confeccionó en 1999 y con el que concurrió a las elecciones municipales. "No ha sido una decisión precipitada; ni egoísta. Cuando uno asume retos tiene que tener valor para afrontarlos", dijo la nacionalista durante una rueda de prensa desarrollada el viernes y en la que explicó sus motivos.

Oramas aseguró que su sustituto en el cargo, Fernando Clavijo, es la persona adecuada porque no sólo tiene la misma edad que ella cuando ocupó el cargo, sino que además "cuenta con una experiencia valiosísima trabajando en la calle y pateándola". Indicó además, que al frente de la ciudad se queda "un gran equipo humano", que la llevó a ganar las elecciones.

Desde que se hizo pública la renuncia, la decisión de la nacionalista ha sido valorada por distintos actores políticas del archipiélago. Así, los principales detractores han sido los socialistas. Su secretario general, Juan Fernando López Aguilar, aseguró que la noticia le había hecho reír "a mandíbula batiente" por la "inconsistencia de sus argumentos" que pasan por el reproche a los que trabajan por Canarias en lo que "ellos ridículamente llaman Madrid".

En el PP se han debatido entre los elogios a su figura y la sorpresa ante los hechos. El presidente popular en Canarias, José Manuel Soria, destacó su trayectoria política, mientras el portavoz en el Ayuntamiento, Rafael Becerra, admitía que no entendía el paso que daba Oramas.

Ha sido en las filas de CC donde más respaldo ha recibido la nacionalista. Así el ex presidente del Gobierno de Canarias, Manuel Hermoso, destacó la capacidad "brillante" de la diputada de CC por la provincia de Santa Cruz de Tenerife. "Fue un fichaje de oro porque es una trabajadora excepcional", subrayó Hermoso, en declaraciones a Europa Press, después de que Oramas perteneciese a los grupos de gobierno liderados por el ex presidente regional mientras fue alcalde de Santa Cruz entre los años 1983 y 1987.

Hermoso expuso que Oramas se ocupó en aquellas fechas de las áreas de Juventud y Fiestas y que siempre destacó por su "enorme capacidad de trabajo" cuando apenas contaba con 22 años y aún no había terminado sus estudios universitarios.

ASPECTOS INTERNOS

La renuncia de Oramas ha propiciado además multitud de rumores sobre su futuro político, ya que a partir de ahora se dedicará en exclusiva de sus tareas como parlamentaria en las Cortes y el horizonte de las elecciones 2011 está próximo. La presidencia del Gobierno, la del Cabildo o la de CC en la isla de Tenerife han sido algunos de los puestos donde se ha colocado a la nacionalista en estas especulaciones.

Lo que sí ha quedado claro es que la renuncia de Oramas nada tiene que ver con las decisiones estatutarias adoptadas en el último congreso nacional de CC. "No existe ninguna relación entre la renuncia a su acta de concejal en el Ayuntamiento con las incompatibilidades aprobadas de la Ponencia de Estatutos discutida en el último congreso de Coalición Canaria (CC)", dijo tajante una de las encargadas de confeccionar el documento que se debatió en el IV Congreso de los nacionalistas y también diputada regional Esther Nuria Herrera que recordó que los acuerdos aprobados "no tienen carácter retroactivo".

De este modo, Herrera explicó que las modificaciones estatutarias entraron en vigor a partir del momento de ser aprobadas en el cónclave que se celebró los días 25 y 26 de octubre en Las Palmas de Gran Canaria con lo que las decisiones anteriores, como la de Oramas de optar a la alcaldía de La Laguna (Tenerife) y al Congreso, no se ven afectadas.

La diputada regional puntualizó que aunque en un inicio la ponencia no lo recogía en el congreso se aceptó una enmienda por la que será "el Consejo Político insular, mediante reglamento quién podrá determinar los grados de incompatibilidad para el desempeño de cargos públicos y orgánicos en sus respectivos ámbitos de actuación".

Así, el documento definitivo aprobado por los nacionalistas establece que el Consejo Político Nacional, oídos los insulares en su caso, mediante reglamento, determinará los grados de incompatibilidad para el desempeño de cargos públicos y orgánicos en sus respectivos ámbitos de actuación; y añade que además resolverá las cuestiones que puedan plantearse, adoptando, en su caso, la autorización de excepciones que, en supuestos extraordinarios, puedan demandar los intereses generales del partido por mayoría de los 3/5 de sus miembros, mayoría exigible también para los acuerdos de incompatibilidad.

RESTRICCIONES

"No obstante lo expuesto en el párrafo anterior, se establecen con carácter general las siguientes incompatibilidades: Las responsabilidades de la presidencia y de las secretarías ejecutivas nacionales de CC son incompatibles con los de la presidencia y vicepresidencia del Gobierno de Canarias, así como con la de cualquier otro cargo orgánico; las responsabilidades de la Secretaría de Organización Nacional con las responsabilidades de cualquier otro cargo orgánico; y los miembros del Comité de Resolución de Conflictos con cualquier cargo público electo", añade la ponencia.

La última incompatibilidad general que establece el documento es la de que "es incompatible la presidencia de CC con cualquier cargo del Gobierno de Canarias o la presidencia del Parlamento".

Por último y también con carácter general "se prohíbe la duplicidad de cargos públicos" aunque se deja abierta la puerta a que "excepcionalmente el Consejo Político Nacional podrá obviar por mayoría de 2/3 la regla general en aquél o aquellos supuestos que el interés general del partido lo exija".