15 de octubre de 2019
24 de enero de 2009

El pacto por la competitividad y la calidad del turismo de Canarias cumple un año con el rechazo sindical

Ashotel valora positivamente el acuerdo, pero cree que la puesta en marcha de las iniciativas "ha sido lenta"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El próximo miércoles se cumplirá un año de la firma del acuerdo por la competitividad y la calidad del turismo en Canarias 2008-2020, un pacto que fue sellado por el Gobierno de Canarias, los cabildos insulares, la Federación Canaria de Municipios (FECAM), las organizaciones empresariales y las Cámaras de Comercio, y que no contó con el apoyo de los sindicatos más representativos.

Este tiempo después el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), José Fernando Cabrera García, realizó una valoración "positiva" del mismo, pero recalcó, en declaraciones a Europa Press, que "la puesta en marcha de las medidas ha sido muy lenta".

"Hay que trabajar más y apretarse el cinturón", expuso Cabrera que adelantó que el 2009 será un año en el que la situación irá "bastante mal" para el sector turístico en las islas. "Por ello hay que ser más ágiles", insistió el hotelero que expuso que uno de los grandes problemas existentes es la "complicada" legislación que existe en el archipiélago.

Más crítico se mostró Manuel Fitas Ramírez, del sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.), que aseguró que la postura de su organización es "la misma que hace un año". Los trabajadores no se sumaron al pacto, según indicó, porque no existía un "compromiso" para competir con otros destinos. "En 2009 se verá la caída libre del turismo británico que buscarán otros lugares".

En esta línea crítica, Fitas añadió que ha notado un recorte en los costes laborales para poder competir con lugares como Agadir, Cabo Verde o Senegal. Así avanzó que Canarias lo pagará "caro". De este modo planteó que si bien se han revisado al alza los salarios de los trabajadores "la media de la masa salarial lo ha hecho en menor medida". El portavoz sindical quiso así dejar claro que los empresarios están reduciendo sus plantillas.

Fitas admitió que la consejera de Turismo regional, Rita Martín, realizó en su día "intentos" para que los sindicatos se adhiriesen al pacto, pero que la posición de los empresarios lo impidió. El representante de CC.OO. recordó que de las dos propuestas de los sindicatos no se atendió ninguna. La primera quería la regulación del 'todo incluido' y la otra tendía a un "cambio de modelo".

Entre los aspectos positivos del acuerdo, Fitas destacó que se vincula al archipiélago al horizonte 2020 impulsado por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, "que sí incluye medidas planteadas por los trabajadores".

Por último, el representante de CC.OO. adelantó que el presente año será "preocupante", a pesar de que en 2008 los datos se han mejorado con respecto a 2007 en lo relativo a número de visitantes, gasto y pernoctaciones.

CORREGIR DEBILIDADES

En su día, el presidente del Gobierno de Canarias aseguró que acuerdo contribuiría "a potenciar las fortalezas y corregir las debilidades del que es, sin duda alguna, el principal motor económico del archipiélago, de forma que alcancemos entre todos, las administraciones públicas y los agentes económicos y sociales implicados en el desarrollo del sector turístico, un punto de encuentro básico desde el que afrontar el inmediato futuro".

En el preámbulo del acuerdo se señala que "el sector turístico canario busca lograr un modelo de desarrollo más sostenible y duradero para el archipiélago, especialmente respetuoso con el medio ambiente, cuidadoso de los recursos naturales, con su destacado patrimonio cultural y, al mismo tiempo, socialmente equilibrado y justo, generador de riqueza económica. Todo ello exige, indudablemente, la decidida adopción de un conjunto de actuaciones impulsadas desde las instituciones públicas y privadas que obtengan el mayor respaldo y consenso social posible".

El acuerdo pretende para su desarrollo social y económico mantener y mejorar el "excelente" posicionamiento actual de Canarias en el sistema turístico internacional. Esta finalidad se podrá alcanzar en la medida en que se realice un esfuerzo de "reflexión, de análisis y de concertación" sobre el modelo turístico que deseamos promover en los próximos años para hacer frente a las nuevas oportunidades y a las nuevas amenazas, entre las que destaca la aparición de destinos en clara competencia con el nuestro.