12 de agosto de 2020
8 de julio de 2020

Pedro Martín dice que el acuerdo con Acuaes acaba con el "problema histórico" de las aguas residuales en Tenerife

Pedro Martín dice que el acuerdo con Acuaes acaba con el "problema histórico" de las aguas residuales en Tenerife
El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín (i), en la firma del convenio con Acuaes junto al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán - CABILDO DE TENERIFE

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha afirmado este miércoles que el acuerdo suscrito con Acuaes para construir cinco depuradoras en la isla por importe de 182 millones --IGIC incluido-- acaba con el "problema histórico" de las aguas residuales en la isla.

En su opinión, "se van a hacer una serie de actuaciones a lo largo de toda la isla y que van a conseguir que en el plazo de tres o cuatro años hayamos casi terminado con los vertidos irregulares y con el tratamiento inadecuado de aguas residuales, lo que supondrá un paso adelante en el cuidado medioambiental y en resolver un problema urbano que llegó a ser escandaloso".

Martín precisa también que se "harán grandes tratamientos de depuración de aguas tanto en el oeste de la isla como en el sur y en el norte, a las que también se unen otras actuaciones que ya realiza el Cabildo o el Estado en la zona metropolitana".

"Con toda esta batería de intervenciones, vamos a mejorar el tratamiento de aguas de una manera radical", apunta el presidente insular, quien adelanta que también se aprovechó la firma del convenio para incluir otros elementos como incorporar nuevos tratamientos, como es el caso del Puerto de la Cruz, "para que en un plazo de unos tres o cuatro años podamos tener casi el 100% del tratamiento de aguas residuales en la isla".

El presidente tinerfeño subraya que hace una década "apenas se trataba el 30%" de las aguas residuales por lo que "el salto ha sido exponencial y este convenio es absolutamente fundamental para hablar de una isla sostenible y de un tratamiento adecuado de las aguas residuales y evitar así sanciones por parte de Europa, que ya están llegando, y juicios innecesarios a determinadas administraciones locales por no hacer su tarea".

"Tenemos que resolver esta situación por una responsabilidad social y medioambiental", asegura.

Martín destaca también que el acuerdo suscrito con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico es el resultado de meses de trabajo, de solventar problemas burocráticos y de determinación para resolver un "problema grave" de la isla.

"Lo hemos conseguido hoy y muy pronto veremos el trabajo en el terreno", señala.