18 de julio de 2019
  • Miércoles, 17 de Julio
  • 13 de abril de 2010

    La Policía continúa el rastreo en el chalé en Gran Canaria del principal imputado en 'Caso Kárate' de abusos a menores

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Policía Nacional y efectivos del Ejército continúan hoy el rastreo en el chalé ubicado en la Playa de Vargas, en el municipio de Agüimes (Gran Canaria), perteneciente al principal imputado en el denominado 'Caso Kárate' sobre presuntos delitos de abusos sexuales a menores y corrupción de menores en relación al gimnasio de artes marciales Torres Baena de Las Palmas de Gran Canaria.

    Se trata de la segunda jornada de la investigación, que arrancó ayer en el domicilio de F.T.B., quien hoy también se encuentra presente durante el registro, al igual que su novia M.J.G.P. --también imputada y encarcelada en la causa-- tal como establece la ley, según informaron a Europa Press fuentes de la Policía Nacional.

    Ambos imputados han sido trasladados desde la prisión provincial de Salto del Negro, donde se encuentran recluidos, hasta el que era su domicilio particular, un chalé localizado en la urbanización El Edén.

    Efectivos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas y del Ejército de Tierra han comenzado desde primera hora de la mañana la búsqueda de posibles pistas incriminatorias contra el supuesto líder de una presunta secta sexual.

    Fuentes policiales no pudieron precisar si el registro continuará los próximos días, ya que ello "va en función de lo que se vaya encontrando", indicaron.

    La investigación en torno a la vivienda del principal encausado ha causado gran expectación, con numerosos medios de comunicación que se concentran ante el chalé.

    El citado inmueble ya se registró con anterioridad, pero la pasada semana el titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria, Miguel Ángel Parramón, instructor del 'Caso Kárate', ordenó este nuevo registro y la excavación en el jardín de la vivienda.

    BAJO SECRETO DE SUMARIO

    Actualmente, este caso se encuentra bajo secreto de sumario. Las diligencias sobre el 'Caso Kárate' se incoaron el pasado 30 de enero de 2010 por el citado juzgado, en virtud de atestado policial incoado en fecha 29 de enero de 2010 por el Grupo de Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas.

    El pasado 5 de febrero de 2010 ya pasaron a disposición judicial como detenidos cinco personas, tres varones y dos mujeres. Tres de los imputados --en concreto el varón F.T.B. y las dos mujeres M.J.G.P. e I.G.H.-- han ingresado en prisión provisional, comunicada y sin fianza por auto de fecha 8 de febrero de 2010, previa comparecencia, en la que el Ministerio Fiscal interesó la misma, por los presuntos delitos de abusos sexuales continuado a menores y corrupción de menores.

    UNAS 55 VÍCTIMAS

    Los otros dos detenidos quedaron en libertad sin fianza y con obligación 'apud acta' de comparecer ante el juzgado.

    Durante la tramitación de la causa se han practicado diversas diligencias de entrada y registro en los domicilios de algunos de los imputados y en el gimnasio referido.

    En fecha 12 de marzo de 2010 declaró también como imputada no detenida otra mujer, y, hasta la fecha, han sido oídos además en declaración como presuntas víctimas 55 personas, de las cuales 17 son menores de edad (de entre 13 y 17 años) y el resto mayores de edad.

    Se da la circunstancia de que la jueza de San Bartolomé de Tirajana encargada de instruir la investigación sobre el niño Yeremi Vargas --desaparecido el 10 de marzo de 2007 en Vecindario (Gran Canaria)-- rechazó a principios del pasado mes de marzo la solicitud de la Guardia Civil de excavar en el jardín de la vivienda familiar propiedad de F.T.B., según fuentes de la investigación.

    La magistrada se negó a indagar en la zona ajardinada de la vivienda, después de que la Benemérita ha constatado que el niño desaparecido había sido alumno de uno de los monitores de la academia objeto de investigación por una presunto delito de corrupción de menores.

    Dicho instructor, que no se encuentra imputado en la causa, prestó declaración ante la Guardia Civil sobre este asunto, pero no aportó "pista alguna sobre el paradero del menor".

    En todo caso, el instituto armado "consideró conveniente hacer una excavación de rutina en los jardines del chalé en el que presuntamente se cometieron diversos delitos de corrupción de menores durante años" por si pudieran encontrarse indicios relacionados con la desaparición del pequeño.