17 de octubre de 2019
23 de febrero de 2010

La portavoz del PP en el Parlamento de Canarias niega que los políticos del PP en las islas tengan una "mordaza"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Grupo Parlamentario Popular y también portavoz del partido en la Cámara tras la dimisión del diputado Miguel Cabrera Pérez-Camacho, María Australia Navarro, negó hoy que los políticos de esta formación en el archipiélago tengan "una mordaza".

Tras las dimisiones del portavoz parlamentario de este partido, Miguel Cabrera Pérez-Camacho, y de la portavoz en el Cabildo de Gran Canaria, Carmen Guerra, para dedicarse en exclusiva a su labor como diputada en el Congreso, la también presidenta del grupo en Gran Canaria afirmó, en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, que, al igual que el resto de sus compañeros ella no tiene "una mordaza" y dice "abiertamente" lo que cree "conveniente".

Cuestionada sobre la dimisión de Cabrera Pérez-Camacho al perder la confianza del presidente del PP canario, José Manuel Soria, después de varias discrepancias y criticar al presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero (CC), por su viaje a Cuba, Navarro manifestó que la postura del PP "respecto al régimen político que existe en Cuba es la misma" que la expuesta por el ex portavoz parlamentario, a quien, sin embargo, reiteraron en diversas ocasiones que sus "declaraciones a nivel personal no debe hacerlas cuando se está expresando como portavoz de sus compañeros en el Parlamento de Canarias".

SOSTIENE QUE "NO HAY CONTRADICCIÓN"

En este sentido, la dirigente popular hizo hincapié en que el PP apoya y trabaja "codo con codo" con Coalición Canaria en el Gobierno regional, y, por tanto, "no se pueden permitir" declaraciones como las que realizó Cabrera Pérez-Camacho.

En todo caso, rechazó que "haya contradicción" en la postura del PP de apoyar el viaje de Rivero a Cuba y reprochar las palabras del ex portavoz parlamentario, en tanto que "en Cuba existen canarios y hay muchos que tienen relaciones comerciales, empresariales con ese país".

"El presidente del Gobierno de Canarias está buscando y posibilitando el desarrollo de relaciones comerciales donde existen y hay que intentar generar empleo y riqueza para que redunde en beneficio de todos los canarios", argumentó Navarro.

Igualmente, recordó que "líder del PP se han desplazado a Cuba para relacionarse y buscar relaciones comerciales con empresarios españoles que están allí trabajando y apoyar a todos los españoles que viven en Cuba".

"En modo alguno nosotros tenemos una mordaza. Éste es mi Gobierno, el PP forma parte de este Gobierno y, por tanto yo en mi casa, en mi partido, no tengo mordaza, digo abiertamente lo que creo conveniente y aporto mis sugerencias y, como diputada, en las reuniones de grupo expresamos nuestra opinión y decimos lo que no nos gusta", apostilló.

Al entender de Navarro, "un portavoz no es sólo quien tiene la voz en un momento determinado del grupo, sino que tiene también una labor interna administrativa, de iniciativa y de relación con el resto de grupos".

"POR QUÉ ESTAS FORMAS"

Asimismo, respecto al anuncio ayer de Carmen Guerra de abandonar la portavocía del PP en el Cabildo grancanario y el acta de consejera, expresó su sorpresa y confesó que se enteró "por la radio". Posteriormente, contactó con ella que se lo ratificó y "dijo que era por temas personales".

"Habrá que preguntarle a ella qué temas personas son y también habrá que preguntarle a ella por qué estas formas", añadió Navarro, que admitió que Guerra planteó en su día "una serie de condiciones para asumir la portavocía en el equipo del Cabildo por parte del PP, pero esas condiciones no se dieron".

Ante esta situación, Navarro se reunió ayer con sus compañeros del Cabildo y anunció que convocará al Comité Ejecutivo para nombrar al nuevo responsable de la portavocía del PP en la corporación insular.