25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 26 de diciembre de 2014

    El presidente de Gran Canaria pide al Gobierno central y canario un nuevo consorcio de renovación turística para el sur

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, planteará a los Gobiernos central y autonómico la creación de un nuevo consorcio de rehabilitación turística para el sur de Gran Canaria, que permita impulsar desde lo público los procesos rehabilitadores que ya se han realizado y que se están produciendo en muchos alojamientos turísticos de la zona.

    Bravo de Laguna lo ha avanzado en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha precisado, además, que en este caso quiere incluir, "lógicamente, al Ayuntamiento de Mogán", que no formaba parte del anterior, ya extinto, donde estaban el Gobierno español, el canario, el Cabildo insular y el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

    En todo caso, indicó que aún queda alguna actuación pendiente del anterior, como los nuevos kioscos de la Playa del Inglés. Pero sí reconoció que pese a alargar su vigencia todo lo posible ya no se ha "podido hacer más". Y, por eso, "nuestra idea es plantear tanto al Gobierno de España como al Gobierno de Canarias, el crear un nuevo consorcio del sur en que a mi me gustaría incluir, lógicamente, al Ayuntamiento de Mogán", remarcó.

    NO A LA GESTIÓN REGIONAL DE LOS AEROPUERTOS

    También en materia turística, Bravo de Laguna se mostró contrario a que la gestión de los aeropuertos recaiga en el Gobierno de Canarias por, dijo, "miedo a que no sea una gestión equilibrada", como "ha ocurrido en sanidad, turismo u obras".

    "A mi me da un poco de miedo todo lo que sea gestión regional. Miedo de que no sea una gestión equilibrada. Y, de todas formas, la gestión actual de los aeropuertos sigue siendo pública, porque la privatización es solo del 49 por ciento, a diferencia de lo regulado por el Gobierno de Zapatero, que en 2010 permitía una privatización total", aseveró el presidente insular.

    Además, Bravo de Laguna dijo que en su concepción de "liberal" cree que "la privatización en determinadas áreas puede ser positiva" siempre que se cumplan "dos condiciones" cuando se hacen sobre servicios públicos: "una que sea el concurso de adjudicación sea totalmente transparente, y segundo, que haya una supervisión del Estado".

    "Tu puedes privatizar la gestión de recursos públicos --y así lo hay ya en muchos aspectos-- si se controla que se haga bien, porque muchas veces es más óptimo. No siempre ni en todos los servicios públicos, pero no veo por qué no en el caso de los aeropuertos ya que si uno analiza el mapa de los aeropuertos internacionales importantes, como Londres o Nueva York, están en manos privadas. Así que, ¿por qué no van a funcionar? Se trata de hacer una gestión lo más económica posible y vigilar que se cumplan los servicios esenciales de un servicio público", concluyó.