29 de marzo de 2020
19 de septiembre de 2008

Las primeras lluvias otoñales caen en toda Canarias con especial intensidad en Gran Canaria y Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una borrasca, de poco más de 24 horas, ha sido la causante de las primeras lluvias que anuncian el otoño en las islas Canarias cayendo con especial intensidad en Gran Canaria, en Tenerife y en La Palma, según ha explicado el jefe del grupo de Predicción de Canarias de la Agencia Estatal de Meteorología, Jesús Agüera Merino.

Indicó a Europa Press que los registros de primera hora de la mañana han mostrado que en las estaciones de la agencia tiene por Gran Canaria se han detectado entre 10 y 12 litros por metro cuadrado, cayendo incluso en la capital de la islas 8,6 litros.

La isla de Tenerife, por su parte, y según los datos de la madrugada indicaban hasta 5 litros en Los Rodeos, que de acuerdo con el seguimiento "de la inestabilidad", podrían haberse hecho extensivos a la cordillera norte de la isla, si bien, en el Sur las precipitaciones sólo llegaron a los 0,6 litros por metro cuadrado.

Agüera Merino explicó además que la isla de La Palma también recibió algunas aguas --"no muy importantes para las precipitaciones habituales en el lugar"-- con 3 litros por metro cuadrado recogidos en la zona del entorno del aeropuerto y 4,7 en Tazacorte.

La siguiente en la recogida de lluvias fue Lanzarote con 2,5 litros captados en las estación del aeropuerto respectivamente. El aeropuerto de Fuerteventura 'recogió' un litro de agua, al igual que la capital de La Gomera, San Sebastián.

El islote de La Graciosa registró dos litros por metro cuadrado en las lluvias de la madrugadas frente a los 0,6 de El Hierro.

RAYOS Y TRUENOS

Además de las lluvias, producidas sobre todo, entre la tarde de ayer y la madrugada de hoy la isla de Gran Canaria pudo ver rayos como también en el mar de Lanzarote y Fuerteventura con "una considerable actividad" durante la madrugada.

Agüera Merino indicó que esta borrasca concluiría esta misma tarde, dando paso al fin de semana a nubes y claros y temperaturas máximas de 28 grados, "situación que cambiará a partir del miércoles en donde ya habrá llegado el otoño" y se espera que bajen ligeramente las temperaturas.