26 de noviembre de 2020
29 de julio de 2006

El PSC advierte al Gobierno que apoyará la aprobación de sólo una "parte" y "sin prisas" de las leyes tramitadas por el

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Socialista Canario (PSC), Francisco Hernández Spínola, anunció ayer que su grupo apoyará la aprobación de sólo una parte de todas las leyes que el Gobierno "ha introducido o piensa llevar" al Parlamento regional. Los socialistas aclararon que "sacaremos adelante una parte de esas leyes pero no el 'carrusel legislativo' que pretende tramitar el Ejecutivo en el período final de la legislatura, con prisas y corriendo."

Spínola denunció que el Gobierno ha enviado al Parlamento "escasos" proyectos de ley durante los primeros tres años de la legislatura "y ahora, a última hora, pretende aprobar aún más leyes que en todos los años anteriores". El líder socialista explicó que esa actuación por parte del Gobierno se debe a los deseos del Ejecutivo "por quedar bien ante ciertos sectores y emplear esas leyes luego como tarjeta de presentación de cara a las futuras elecciones autonómicas".

El PSC volvió a criticar la situación en que se encuentra la sanidad canaria. "En las islas, las listas de esperas alcanzan los 239 días, mientras que la media nacional se ubica en 80 días". Spínola denunció que "el sector sanitario necesita una modernización porque lleva diez años de estancamiento, y esto lo señala el informe anual del Consejo Económico y Social de Canarias (CES)".

El líder socialista también se refirió a ese informe para denunciar "el fracaso escolar de la región, a pesar de que Canarias es la tercera región por el importe del presupuesto en educación". Spínola concluyó que en las islas "hay un gasto intensivo incapaz de contener el fracaso escolar".

"La media canaria de pobreza se ubica en el 24 por ciento de la población, mientras que la nacional apenas roza el 20 por ciento", alertó el portavoz socialista. "El mayor margen de la pobreza en el archipiélago es una situación que se repite todos los años sin que llegue a corregirse", alertó.

En cuanto al sector agrario, Spínola denunció que su aportación ha disminuido en los últimos años, "y ahora sólo representa el 1,4 del PIB de la región". Las exportaciones de tomates y plátanos "también han descendido" y "desaparecen las tierras de cultivo a favor del suelo para edificar". Además, "la Unión Europea exige ahora la devolución de más de cuatro millones de euros por la mala gestión del Gobierno en esa área".