25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    Santa Cruz de Tenerife iza la bandera arco iris y celebra que los LGTB "pueden amar sin ser condenados a pena de muerte"

    El presidente del Gobierno canario preside el acto del consistorio capitalino y valora que "este es un gesto de una sociedad libre"

    SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha sido el primer municipio de Canarias que iza la bandera del arco iris junto a la de la capital el día 28 de junio, declarado día de las Lesbiana, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB), y celebrando que los españoles, independientemente de su opción sexual, "pueden amar sin ser condenados a pena de muerte".

    Así lo reconoció la actriz canaria Carla Antonelli encargada de leer el manifiesto en un acto en el que además del alcalde de la ciudad, Miguel Zerolo, la concejal de Participación Ciudadana, Ángela Mena, y concejales del grupo de gobierno y la oposición, estuvo presente el presidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero.

    Fue este último quien dijo que "gestos como estas son un compromiso con una sociedad más libre y respetuosa", valorando sobre todo que hay que seguir trabajando para que "no haya discriminación por razones de sexo, logrando una sociedad más equilibrada, justa y madura".

    Las palabras del presidente de los canarios cerraron un acto en el que no llegaban a 100 el número de concurrentes, según la organización, que espera que se vaya consolidando y planteando ya que el próximo año "puedan venir gentes incluso de otras islas", apuntaron algunos de los participantes.

    El discurso de Antonelli sirvió para poner de manifiesto los logros que se han conseguido en España, y cómo el país se ha convertido en un referente para los LGTB "de todo el mundo". Sin embargo, no olvidó los objetivos que se han de perseguir, tales como que la transexualidad "deje de ser considerada una enfermedad mental dentro de los tratados internacionales de psiquiatría". "No somos enfermos psiquiátricos", gritó.

    La actriz celebró que se les reconozcan los derechos y que se castigue a quienes van contra los LGTB gracias a la leyes, pero reivindicando "lo que aún queda por hacer". Sus palabras se refirieron, entonces a los "miles de transexuales que se ven obligados a prostituirse porque no tienen más opción", pidiendo a los gobiernos medidas para que estas personas "no se van humilladas ante los médicos cuando tienen demandas sanitarias".

    Antonelli pidió en su discurso programas y campañas para construir una "sociedad libre de prejuicios" con una educación afectivo sexual con una visión más justa e igualitaria. "Las personas tienen derecho a escoger y ser reconocidas. Queremos una educación que vele por el respeto y quitar las máscaras de la hipocresía", dijo la actriz. Insistió, entonces, en los problemas que tienen los adolescentes en los institutos cuando reconocen su orientación sexual.

    MÁS VISIBILIDAD.

    La actriz tinerfeña tuvo palabras para aquellos que murieron en el camino "luchando", sin que pudieran ser reconocidos y, entre ellos, tuvo especial atención para las personas de la tercera edad que cuando llegan a centros de día o asilos tienen "que volver a encerrarse en el armario". "Hay que tener sensibilidad con ellos y saberlos reconocer", apuntó la encargada de leer el manifiesto del día de las LGTB.

    Las palabras de esta mujer terminaron hablando de la visibilidad, "las cientos de lesbianas que viven a la sombra de nuestros compañeros gays". "No somos gays. Somos lesbianas", remarcó Carla Antonelli que a pesar de felicitar el día a los presentes cerró el discurso diciendo que "aún no queda mucho por andar".

    Globos y la canción del Mago de Oz -'Somewhere Over the Rainbow", fueron la antesala al izado de la bandera arcoiris que ondeará hoy todo el día en la fachada del Ayuntamiento de la capital tinerfeña.

    A PROPUESTA DEL PSOE.

    Este acto fue una propuesta del concejal socialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Florentino Guzmán, que solicitó enl 11 de noviembre de 2007 que ondeara la bandera multicolor junto con la de la ciudad cada 28 de junio.

    Además su moción, aprobada por 24 votos a favor y la abstención de los tres representantes del grupo mixto, pedía que se iniciaran medidas de concienciación en colegios desarrollado por la corporación.

    Varios años antes y tal y como reconoció el alcalde de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, fue otra socialista Hermia Gil, la que solicitó que el Registro Municipal diera la posibilidad de registrarse a las parejas homosexuales.