21 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

El Servicio de Urgencias Canario forma al personal de la zona norte de Tenerife para intervenir ante una catástrofe

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado un ejercicio práctico en la base de ambulancias del barrio de San Antonio, en el Puerto de La Cruz, en Tenerife, consistente en el despliegue, uso y mantenimiento de los equipos de que dispone el SUC para intervenir ante emergencias sanitarias colectivas que tengan lugar en la Comunidad Autónoma.

La jornada formativa comenzó, según informó en un comunicado el Ejecutivo, con una charla teórica en las que los técnicos de coordinación del SUC explicaron al personal de las ambulancias que operan en la zona norte de la isla el material con el que cuentan y el procedimiento a seguir para su correcta utilización.

Las prácticas consistieron en el montaje y desmontaje de los equipos de intervención ante un incidente no rutinario de gran magnitud realizando para ello ejercicios cronometrados. Además, todos los participantes hicieron uso del equipamiento de los vehículos para conocer de cerca su manejo y ubicación exacta.

Durante la realización del ejercicio se contó con una Unidad Móvil para Catástrofes (UMCAT), un Vehículo de Intervención Rápida (VIR), un vehículo de coordinación, así como un remolque para la asistencia en catástrofes sanitarias y múltiples víctimas denominado Equipo de Respuesta Sanitaria Inmediata (ERSI). Éste último, un ERSI, quedará ubicado de forma permanente en el municipio de Puerto de la Cruz para su utilización en caso necesario en la zona norte de la isla y próximamente el SUC ubicará otro equipo en el sur de Tenerife.

Estos equipos especializados fueron adquiridos recientemente por el Servicio de Urgencias Canario a través del Plan de Emergencia Sanitaria en caso de Catástrofe en Canarias (PLESCAN) y otros fondos derivados del proyecto europeo PLESCAMAC y están siendo distribuidos en diferentes puntos del Archipiélago para facilitar su rápida utilización.

Este tipo de ejercicios se realizan de forma habitual, como el llevado a cabo el pasado mes de noviembre en Santa Cruz de Tenerife, con el objetivo de que los distintos profesionales del SUC estén preparados para actuar adecuadamente ante la necesidad de asistencia sanitaria colectiva en el caso de una catástrofe y para incrementar su eficacia ante incidentes no rutinarios que requieren de una gran coordinación en regiones como nuestro Archipiélago que tienen elevado riesgo sísmico o con áreas costeras particularmente vulnerables.