7 de marzo de 2021
4 de abril de 2008

Sucesos.- Subdelegada del Gobierno en Canarias confirma que el 'Saulo' será trasladado al Puerto de la Luz(Gran Canaria)

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La subdelegada del Gobierno en Canarias, Laura Martín, aseguró hoy en el hospital grancanario Doctor Negrín que el yate 'Saulo' está siendo trasladado al Puerto de la Luz en Las Palmas de Gran Canaria.

Martín aseguró que la embarcación fue encontrada a 160 millas al sur de Gran Canaria, frente a las primeras informaciones que apuntaban a que los desaparecidos habían sido localizados al sur de la Punta de Rasca, en Tenerife.

La subdelegada concretó que el delegado del Gobierno, Salvador García, y la Guardia Civil ya han comunicado a los familiares de los dos afectados toda la información de la que disponen.

Así, Martín explicó que el dispositivo de búsqueda "era amplio", aunque reconoció que no contaban con "la mejor información", ya que busca se circunscribía al norte de la isla, entre Gran Canaria y Tenerife.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, acudió al hospital para congratularse con la familia y aseguró que se trata de "un día feliz con un final feliz", ya que "todo parece indicar que no están resentidos de la salud".

La denunciante de la desaparación, Lourdes Quintana, anunció que la familia está "muy emocionada" y explicó que aún se desconocen los motivos por los que han pasado tanto tiempo sin saber nada de los dos tripulantes del 'Saulo'.

El 'Saulo' fue detectado por el buque mercante 'Pontovremon', que alertó a Capitanía Marítima del hallazgo y de que sus tripulantes se encontraban bien, aunque deshidratados.

El barco partió de Cádiz en dirección a Gran Canaria y permanecía desaparecido desde el 13 de marzo momento en el cuál se perdió su rastro. Tras su desaparición, el delegado del Gobierno, Salvador García, reveló que la embarcación no contaba con licencia para hacer el trayecto y que era considerado un barco de recreo.

Los dos tripulantes habían comprado el barco en la Península y, desde Algeciras, botaron la embarcación rumbo a Gran Canaria, perdiéndo todo contacto en pocas horas.