22 de noviembre de 2019
16 de octubre de 2019

Tenerife, caso de éxito en el tratamiento de la hepatitis C en España

VALENCIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un proyecto canario ha sido elegido como una de las mejores prácticas de España para garantizar la eliminación de la hepatitis C en el marco del 'SLTC Summit 2019' --Cumbre sobre la detección y la vinculación con la atención. Explorar nuevas fronteras en la atención del VHC'-- que se ha celebrado en Valencia con la colaboración de Gilead.

Este foro ha acogido a más de 700 expertos de 47 países distintos que han buscado compartir y conocer nuevas formas en el manejo y tratamiento del VHC, especialmente en los grupos de pacientes desatendidos, además de definir estrategias futuras para alcanzar el objetivo de la Organización Mundial de la Salud para la eliminación del VHC para el año 2030.

En este foro, España ha sido uno de los países que ha presentado un mayor número de experiencias de micro eliminación de la hepatitis C en distintos colectivos y que son, sin duda, un ejemplo para otros países.

Entre ellas, el proyecto reconocido como una de las mejores prácticas de España: 'Iniciativa holística en Tenerife', implementado en Tenerife por los doctores Francisco Pérez, jefe del Servicio Digestivo del Complejo Hospitalario Nuestra Señora de Candelaria en Tenerife, y la doctora Luz Goretti Santiago, responsable del Servicio Farmacéutico del centro San Miguel Adicciones, Tenerife.

El doctor Pérez y la doctora Santiago diseñaron este proyecto en varias fases con el objetivo de implicar a múltiples colaboradores en la búsqueda activa de pacientes en los centros en los que trabajan, en Atención Primaria y entre la población relacionada con consumo de drogas.

Como explica el doctor Pérez, "en el marco del amplio acceso a los tratamientos con antivirales de acción directa frente a la hepatitis C, tratamientos sencillos de administrar, muy bien tolerados y con capacidad de curar a prácticamente todos los pacientes, nuestro plan ha tenido grandes fortalezas".

En primer lugar, apunta, "la participación de un amplio equipo interdisciplinar de colaboradores, con intervención tanto de personal hospitalario, de Atención Primaria, de las Unidades de Atención al Drogodependiente y del Centro Penitenciario además de la implicación conseguida de las autoridades sanitarias y de los sistemas de información sanitaria del Servicio Canario de Salud".

En cada una de las fases además, como segunda gran fortaleza, señala que se centró el trabajo en la búsqueda de pacientes, la optimización de las rutas de atención sanitaria y en dar respuesta a las necesidades especiales de las poblaciones consideradas prioritarias.

"Y nuestra tercera fortaleza ha sido la capacidad de análisis rápido de los resultados obtenidos y las dificultades encontradas, asociándolo a la disponibilidad para las correcciones inmediatas que faciliten siempre el correcto desarrollo del programa", subraya.

Gracias a la aplicación de sus tres primeras fases, han logrado en Tenerife resultados clave como 840 pacientes tratados; un promedio de 16 nuevos pacientes tratados por mes (marzo 2018- febrero 2019); el 93% de los pacientes asistieron a la primera consulta y se adhirieron a las siguientes en el calendario de seguimiento y un 100% de pacientes referidos tratados.

ACTUAR DE FORMA LOCAL

La cuarta fase del plan está pendiente de iniciarse y, entre las actuaciones previstas, se incluyen: análisis de sistemas de información en población general, colaboración con las unidades de psiquiatría e intervenciones específicas en sujetos con riesgo de trasmisión sexual.

La principal conclusión de este foro de debate ha sido que la eliminación es posible, y para ello es necesario actuar de forma local, aplicando prácticas globales de referencia y, sobre todo, a través de la colaboración de los múltiples agentes interesados que pueden conducir a la eliminación de la hepatitis C.

Estas prácticas se suman a la aparición en los últimos años de fármacos altamente eficaces y para todos los pacientes y a que la realidad de los enfermos de hepatitis C se haya convertido en una prioridad para las distintas Consejerías de Sanidad con el objetivo clave de que puedan recibir tratamiento.

Actualmente se estima que, en todo el mundo, más de 71 millones de personas viven con hepatitis C.

En España, esta cifra podría rondar las 250.000 personas, aunque se han realizado enormes esfuerzos desde que se implementó el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en enero de 2015 que ha permitido tratar a más de 130.000 pacientes desde 2015 con unas tasas de curación superiores al 95%.

Para leer más