22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 22 de julio de 2010

    UGT Canarias y empresarios de Las Palmas acuerdan la subida salarial de un 3,5% a los constructores

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT Canarias (MCA-UGT) ha llegado a un acuerdo con el sindicato FECOMA y la Asociación de Empresarios de la Construcción en La Provincia de Las Palmas para actualizar las tablas salariales del sector de la construcción, que supondrá una subida de un 3,5 por ciento.

    De esta forma, se "ponen al día" los salarios de los trabajadores del sector de la construcción en la provincia de Las Palmas, tras dos años de litigio entre los sindicatos y la asociación empresarial, según informó UGT Canarias en un comunicado.

    La resolución de este acuerdo "ratifica las reivindicaciones sindicales" centradas en la confirmación de una subida salarial de un 3,5 por ciento con carácter retroactivo a enero de 2009, así como un incremento de un 1,5 por ciento para 2010.

    De esta forma, se ha conseguido regular los salarios del sector, así como que los trabajadores "recuperan el poder adquisitivo perdido" durante 2009 y 2010.

    Sin embargo, para alcanzar el pacto, los sindicatos además de hacer una "valoración responsable de las dificultades" por las que atraviesa el sector, han aceptado el fraccionamiento de los atrasos salariales durante un periodo no superior a 5 meses para los pertenecientes al año 2009 (31 de diciembre) y no superior a 3 meses (marzo 2011) para los de 2010.

    Por ello, el acuerdo recoge una cláusula por la que las empresas que "demuestren fehacientemente una situación de crisis y, de manera transitoria, podrán no aplicar en su totalidad esta subida salarial en tanto en cuanto superen dicha situación".

    Para la Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT Canarias el acuerdo supone "un logro importante en el mantenimiento" de las condiciones económicas de todos los trabajadores del sector aunque las subidas salariales establecidas "legalmente y pactadas" en el territorio nacional "regularizan una injusticia que se estaba cometiendo con los trabajadores, ya que los mismos venían desarrollando sus funciones desde el año 2008 con los mismos salarios".

    Finalmente, la Federación lamentó que más de 52.000 trabajadores aproximadamente del sector de la construcción "hayan sido expulsados del mercado laboral durante este tiempo sin que a los mismos se les hubiera aplicado la subida correspondiente".