23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 2 de julio de 2014

    El volumen de empresas que usa factura electrónica en Canarias aumenta un 0,38%

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El volumen de empresas que usa factura electrónica en Canarias ha aumentado un 0,38 por ciento, si bien la emisión de las mismas se mantiene "estable", un 0,1 por ciento menos, según el estudio de SERES sobre la situación de la factura electrónica en España en 2013 respecto al año anterior.

    Así, este informe destaca que en Canarias aumenta el volumen de recepción de facturas un 1,06 por ciento más que en 2012 pero disminuye el porcentaje de compañías receptoras de factura electrónica un 0,36 por ciento.

    El estudio también examina las variaciones en el volumen total de facturas, tanto en emisión como en recepción en las diferentes comunidades autónomas donde se observa un aumento global de la factura electrónica canaria de casi un uno por ciento (+0'96%).

    Además, el número de empresas aumenta muy ligeramente pero en progresión. En este sentido, el director de Marketing de SERES para Iberia y Latam, Alberto Redondo, este aumento "se debe a la importancia del sector retail en el archipiélago".

    Añadió que este sector, que es el pionero en la implantación del EDI, intercambio electrónico de documentos, ya funciona "masivamente en forma electrónica", siendo las grandes superficies las que "empujan a sus proveedores, un importante número de empresas de la región, hacia la implementación" de este nuevo modelo de relación.

    Por ello, apuntan que el sector privado de la distribución en Canarias "es el principal promotor del EDI", a lo que agregó que al impulso del sector privado se suma en el sector público el Servicio Canario de la Salud, "que también pide a todos sus proveedores trabajar con factura electrónica, además de otros documentos como pedidos, albaranes".

    Finalmente, en 2013 las empresas españolas generaron 59 millones de facturas electrónicas, con las que se ahorraron 458 millones de euros y más de 250.000 horas de trabajo reiterativo e improductivo, teniendo su uso un impacto medioambiental "muy positivo", ya que evitó la tala de 3.300 pinos. El informe indica que en 2013 el número de documentos electrónicos creció un 5,2 por ciento respecto al año anterior y el número de empresas usuarias un 10,2 por ciento.