20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • 24 de septiembre de 2014

    Hasta 550 alumnos de La Rioja aprenderán este curso a calcular con el ábaco

    Hasta 550 alumnos de La Rioja aprenderán este curso a calcular con el ábaco
    ALOHA

    LOGROÑO, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Hasta 550 alumnos de La Rioja, pertenecientes a veinte centros escolares y cursando Infantil y Primaria, aprenderán a calcular con el ábaco este curso lectivo 2014-2015 como materia extraescolar.

    Tal y como ha informado el programa ALOHA Mental Arithmetic, en toda España más de cuatrocientos maestros de Infantil y Primaria utilizarán este curso esta milenaria herramienta de cálculo con 15.000 alumnos en más de quinientos centros escolares del país.

    En La Rioja este curso aprenderán a calcular con el ábaco 550 alumnos en veinte centros escolares, entre los que se cuentan el CEIP Bretón de los Herreros o el CEIP Nuestra Señora del sagrario (Logroño), el Colegio Santa Teresa (Calahorra) o el CEIP Sancho III el Mayor (Nájera). En todos ellos lo harán como materia extraescolar.

    Quince maestros son los encargados de impartir esta materia y todos ellos son profesores del programa ALOHA Mental Arithmetic, "diseñado para que los niños de cinco a trece años desarrollen su inteligencia".

    Para convertirse en maestros de ábaco, los profesores ALOHA pasan por un proceso de formación compuesto por ocho niveles, cada uno de ellos de 25 horas de duración.

    Durante los primeros cuatro niveles tienen que aprender las 34 fórmulas que son necesarias para poder calcular con el ábaco. Con estas fórmulas se realizan todo tipo de operaciones aritméticas: sumas, restas, multiplicaciones, divisiones, potencias, raíces cuadradas y combinaciones de todas ellas.

    Aunque la formación se completa en tres o cuatro años, una vez superado el primer nivel los profesores ya pueden empezar a impartir el programa a los alumnos más jóvenes.

    El ábaco, ha asegurado este programa, "activa el cerebro de los niños y desarrolla su inteligencia". Según Lourdes Alonso, supervisora del proceso de formación de profesores de ALOHA, "es muy importante enseñar a los niños a tener el cerebro activo y dar más importancia a la atención, la concentración, la creatividad, la memoria fotográfica*"

    Para Alonso , "utilizando el ábaco, los niños no sólo aprenden matemáticas como si se tratara de un juego de fichas, sino que, además, conseguimos que mejoren en otros aspectos como la concentración o la atención".

    "El ábaco, una calculadora milenaria, está disfrutando de una segunda juventud. Compite con tablets y smartphones y, aunque no lleva ni pilas ni batería, se activa como cualquier dispositivo moderno de tecnología táctil: con el índice y el pulgar", ha destacado el programa.

    Así, ALOHA "enseña a los niños a utilizarlo para calcular y, además, desarrollar su capacidad de visualización. La visualización del ábaco hace que los niños desarrollen los dos hemisferios de su cerebro, cuando lo habitual es que sólo se potencie el derecho. Este desarrollo es lo que permite que se despierten y se incrementen capacidades mentales que, de otra manera, permanecerían dormidas", ha asegurado.

    Para leer más