25 de enero de 2021
3 de diciembre de 2020

La AIReF pronostica un déficit del 0,6% para La Rioja en 2021

Prevé que será del 0,8% para el conjunto de las comunidades el año que viene en 2021 y avisa del riesgo de un mayor desajuste desde 2022

MADRID /LOGROÑO, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) prevé que las comunidades autónomas registren un déficit del 0,6% del PIB este año y del 0,8% del PIB en 2021, por debajo de la tasa de referencia del 1,1% fijada por el Gobierno, si bien alerta del riesgo de que el desajuste sea mayor desde 2022 ya que la financiación autonómica arrojará una liquidación negativa ese ejercicio. En el caso de La Rioja pronostica un déficit del 0,6 para 2021. Para este año, nuestra comunidad autónoma registrará equilibrio presupuestario.

Así se desprende del informe sobre las líneas fundamentales de los Presupuestos de 2021 de las CCAA, en el que alerta de los posibles desajustes que se pueden producir en el saldo presupuestario de las regiones a partir de 2020 por el impacto de las liquidaciones negativas del Sistema de Financiación Autonómico, el menor importe de fondos vinculados al Plan de Recuperación y la ausencia de transferencia extraordinarias del Estado.

Además, desde AIReF avisan que esta situación se podría agravar con la consolidación de una parte importante del gasto incurrido en 2020 y 2021.

En cualquier caso, la estimación de déficit de la AIReF para 2021 es más positiva que la previsión del Plan Presupuestario, que sitúa la tasa de referencia del déficit autonómico en el 1,1%. Según el organismo, esta diferencia se debe fundamentalmente a los supuestos sobre el grado de consolidación del gasto asociado a la crisis sanitaria, ya que consideran que, atendiendo a su naturaleza temporal y a la evolución de la pandemia prevista en su escenario central, parte de estos gastos no se replicaría en 2021.

DÉFICIT POR CCAA

Con una previsión de un déficit del subsector del 0,6% este año, augura que cinco comunidades registrarán un desajuste mayor a la media del subsector: Navarra (déficit del 2,4%), País Vasco (.2%), Comunidad Valenciana (-1,6%), Murcia (-1,3%) y Aragón (-0,7%), mientras que Cantabria (-0,6%) igualaría la media.

Por debajo, con un menor déficit por lo tanto, se situarían Andalucía (-0,1%), Asturias (-0,2%), Baleares (-0,2%), Castilla y León (-0,5%), Castilla-La Mancha (-0,5%), Cataluña (-0,5%), Extremadura (-0,3%), Galicia (-0,2%) y Comunidad de Madrid (-0,2%). De su lado, La Rioja registrará equilibrio presupuestario y Canarias un superávit del 0,5%.

Para 2021, la AIReF ha supuesto una distribución de la transferencia extraordinaria del Estado para reducir el déficit de las CCAA que supondría para cada una el 1,1% del PIB regional.

Bajo este criterio, nueve CCAA podrían cerrar en 2021 con un déficit inferior a la referencia fijada o incluso superávit, como es el caso de Andalucía (-0,9%), Asturias (-0,7%), Baleares (-0,5%), Cataluña (-0,5%), Galicia (-0,4%), Madrid (-0,3%), País Vasco (-0,9%) y La Rioja (-0,6%) y el superávit de Canarias (+0,4%),

A su vez, otras cuatro regiones --Cantabria, Castilla y León, Aragón y Navarra-- registrarán un déficit similar al -1,1% de referencia, y otras cuatro (Castilla-La Mancha (-1,4%), Extremadura (-1,4%), Murcia (-1,7%) y Comunidad Valenciana (-2,3%)) alcanzarían un déficit superior.

Respecto a los ingresos de las CCAA en 2021, la AIReF estima que se mantendrán estables respecto al 2020 y los gastos crecerán en su conjunto un 2%, sin incluir los recursos vinculados al Plan de Recuperación. Sin embargo, una parte de los proyectos y líneas de presupuestos autonómicos contemplan un crecimiento de los empleos superior al de la AIReF, sin información concreta sobre el impacto y naturaleza de las medidas que sustentan esta evolución.

La ejecución completa de estos créditos elevaría el déficit. En el caso de que este incremento finalmente se materializara, la AIReF considera que podría tener naturaleza estructural y no contaría, en principio, con financiación permanente, elevando el déficit estructural existente con carácter previo a la crisis.

En cuanto a los fondos vinculados al Plan de Recuperación, la AIReF estima que elevarían el crecimiento de los empleos hasta el 11% y de los ingresos hasta el 10%, lo que incrementaría su peso en PIB hasta el 18% y el 17,2%, respectivamente.

En este punto, la AIReF alerta del riesgo de menor disponibilidad de recursos para las CCAA en 2022 y 2023 por el impacto de las liquidaciones negativas del Sistema de Financiación Autonómico, el menor importe de fondos vinculados al Plan de Recuperación y la ausencia de transferencias extraordinarias del Estado.

NUEVAS NECESIDADES DE ENDEUDAMIENTO

En cuanto a la deuda, la AIReF prevé que se situará en torno al 26% del PIB en 2021, 1,4 puntos porcentuales del PIB inferior a la ratio esperada en 2020. Este nivel todavía sería superior en 1,6 puntos al registrado en 2019.

El aumento será desigual por CCAA, ya que la Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia serían los territorios que más verían crecer su deuda en 2021 en relación a 2019, desde unos niveles previos ya de por sí elevados. En 2021 ninguna CCAA cumplirá con el límite de referencia del 13%, aunque Canarias, Madrid y País Vasco se encontrarían más cerca de la referencia legal.

En 2022 y 2023, el exceso de déficit previsto en 2021 en algunas comunidades y la liquidación de las entregas a cuenta de 2020 supondrán nuevas necesidades de endeudamiento. Bajo un escenario de corrección anual del déficit de 0,25 puntos de PIB a partir de 2023 para cada comunidad y hasta alcanzar el equilibrio presupuestario, la AIReF estima que regresar al nivel de deuda del 23,7% del PIB de finales de 2019 requerirá al menos una década.

En contraste con los escenarios proyectados por la AIReF previos a la crisis, en los que el nivel del 13% del PIB se alcanzaba en torno al año 2035, no se proyecta alcanzar dicho límite antes del año 2049.