26 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

Las altas de autónomos al RETA cayeron un 22,3 por ciento en el primer semestre en La Rioja, según ATA

LOGROÑO/ MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 236.186 autónomos se dieron de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante el primer semestre del año, lo que supone un 17,1 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008, según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). En el caso de La Rioja el número de altas descendió un 22,3 por ciento.

Además, la diferencia entre las altas (236.186 personas) y las bajas (320.553 personas) registradas tuvo como resultado un descenso de 84.370 personas en las listas de afiliación del RETA en la primera mitad del año.

El número de altas descendió especialmente en Aragón, con un descenso del 37,4 por ciento. A continuación se situaron País Vasco (-24,7 por ciento), Comunidad de Madrid (-22,5 por ciento), La Rioja (-22,3 por ciento), Castilla y León (-21 por ciento), Castilla-La Mancha (-20,8 por ciento) y Cantabria (-19,8 por ciento). En el extremo opuesto se situaron Ceuta y Melilla, que vieron aumentar el número de altas de emprendedores un 14,2 por ciento.

El número de bajas solamente se redujo respecto al primer semestre del pasado año en cuatro de las diecisiete comunidades autónomas: Aragón (-6,6 por ciento), País Vasco (-4,8 por ciento), La Rioja (-3,4 por ciento) y Galicia (-0,4 por ciento).

Por el contrario, el número de bajas producidas en Ceuta y Melilla fue un 30,7 por ciento mayor que en los seis primeros meses de 2008, porcentaje que duplicó a la media nacional (13,3 por ciento). Les siguieron Murcia (23,3 por ciento), la Comunidad de Madrid (21,1 por ciento), Canarias (20,5 por ciento), Andalucía y Castilla la Mancha, ambas con un incremento del 20,4 por ciento en el número de bajas registradas. Navarra (0,4 por ciento), Cantabria (1,4 por ciento), y Castilla y León (2,8 por ciento) fueron las comunidades en las que el incremento fue menor.

Desde ATA se advierte de que el segundo semestre del año es tradicionalmente donde más cae o se desacelera la afiliación de autónomos, por lo que "se espera un otoño realmente complicado", con la pérdida de hasta 200.000 autónomos al cierre del año.

"En estos momentos es fundamental apostar por el mantenimiento de la actividad económica y el mantenimiento del empleo como principal receta para salir de la crisis. Hay que tener presente que un país que pierde actividad económica es un país abocado a la destrucción de empleo", apostilló.