17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 24 de enero de 2009

    AM.- Koldo González afirma que "habrá movilizaciones sociales, diga lo que diga la FER"

    LOGROÑO, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El nuevo secretario general de Comisiones Obreras en La Rioja, Koldo González, tendió la mano al "sindicato hermano" UGT para mostrar su apoyo a las movilizaciones sociales, que, en su opinión, "las habrá diga lo que diga la FER".

    En su primer discurso oficial al frente de la organización sindical en la región, Koldo González (San Sebastián, 1961) ha recalcado la necesidad de "afinar las medidas" ante la crisis "galopante", que ha elevado el número de parados a 3,2 millones en España y 15.600 en La Rioja, de acuerdo a los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

    Ante el creciente ritmo de la destrucción de empleo, González insistió en la necesidad de prestar mayor atención a las personas sin trabajo que no reciben prestación alguna, que se están viendo "abocados a la pobreza".

    También hizo especial hincapié en el seguimiento de los expedientes de regulación de empleo (ERE), que en la región ya suman 55, según indicó durante su intervención en el Aula Magna de la Universidad de La Rioja.

    Entre los asistentes se encontraban el Fiscal Superior de la comunidad autónoma, Juan Calparsoro; los secretarios generales del PSOE en La Rioja y Logroño, Francisco Martínez-Aldama y Vicente Urquía, y su homólogo en UGT, Javier Granda.

    SINDICATO 'HERMANO'

    Fue precisamente a Granda al que dirigió el principal mensaje de su discurso, que fue interrumpido en varias ocasiones por los aplausos del más de un centenar de afiliados. González apeló a la "unidad de acción", pues "no cabe la menor duda de que UGT y CCOO estamos juntos".

    Al sindicato "hermano" le trasladó su firme propósito de estar con ellos en las movilizaciones sociales, "que las habrá, diga lo que diga la FER", aunque habrá que esperar al momento y circunstancias oportunas.

    A los empresarios les instó a que "se dediquen a trabajar", pues "no va a ver una regulación de empleo", dijo, tal y como en recientes fechas aseguró el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero.

    A los Gobiernos europeos les reprochó "no haber sabido aprovechar los años de bonanza" y su falta de interés "en el reparto de la riqueza". Los sindicatos, en cambio, han sido "responsables" puesto que han abogado en este tiempo por el mantenimiento de los salarios para contribuir a la creación de empleo.

    CAMBIO DE MODELO PRODUCTIVO

    La crisis económica es una oportunidad para crear un nuevo modelo productivo, según subrayó González, en el que cobre más importancia la investigación y el desarrollo. Una transformación que permita mejorar las condiciones de los trabajadores y el tejido industrial.

    "Las Comisiones Obreras somos todos", explicó, a pesar de las diferencias que puedan surgir en el seno de la organización en ocasiones. Insistió en "no repetir los errores del pasado" para lograr "un futuro prometedor" para los trabajadores y para un sindicato que cuenta con 9.100 afiliados en la región, según apuntó.