24 de noviembre de 2020
28 de octubre de 2020

AMP.- Controles aleatorios vigilarán accesos y centro de Logroño desde el cierre perimetral del próximo viernes

AMP.- Controles aleatorios vigilarán accesos y centro de Logroño desde el cierre perimetral del próximo viernes
El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y la delegada del Gobierno, María Marrodán, en la comparecencia de prensa posterior la Junta de Seguridad - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   LOGROÑO, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Controles aleatorios vigilarán tanto los accesos a Logroño como el interior de la ciudad a partir de este próximo viernes, cuando se ha decretado el cierre perimetral de la capital riojana ante el elevado índice de contagios por Covid-19.

   Así lo han anunciado este miércoles el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, tras mantener una reunión de la Junta Local de Seguridad, centrada en las medidas para contener el avance del coronavirus.

   Todos los efectivos de Policía Local y Nacional se dedicarán a esta tarea, han avanzado, sin que se cuente con un dispositivo específico para ello.

   Además, ha dicho el alcalde, se pondrá un empeño especial en el control de aglomeraciones en el ámbito privado, donde ambos han llamado a todos los ciudadanos a "ser responsables en una situación especialmente complicada".

   Como ha incidido Marrodán, "estamos en un momento muy difícil", en el que ha abogado por "reforzar al máximo la colaboración policial", con los dos cuerpos policiales "velando por el cumplimiento de las medidas". Una coordinación que se hará mediante "reuniones diarias" para abordar tanto los controles en el acceso como el interior de la ciudad.

   Hermoso de Mendoza, por su parte, ha detallado que el cierre perimetral de la ciudad se hará mediante esos "controles aleatorios, en los momentos en los que pueda haber más flujo de personas" que acudan a la capital "principalmente por motivos de trabajo".

   Un flujo que, especialmente, pueda proceder de localidades cercanas, como Lardero o Villamediana, además de las vecinas Oión (Álava) o Viana (Navarra). Algo que se extenderá a los autobuses que tienen trayectos con el área metropolitana, mientras que, en general, en el caso del transporte urbano, "se está valorando su frecuencia a última hora, con el toque de queda".

   El alcalde de Logroño ha incidido en que los controles aleatorios no serán solamente en los accesos a la ciudad, sino que también se harán en el centro -donde se podrán pedir "justificantes" de la presencia en la capital, ha señalado Marrodán-, "porque, más allá del cierre, hay que controlar lo que ya se está haciendo en domicilios, 'botellones', bares y terrazas hasta ahora o sitios privados".

   "Se están hace día levantando actas por incumplimientos", ha dicho el regidor municipal, quien ha asegurado que la Policía está actuando "con proporcionalidad", informando "con una continua labor de pedagogía, que tiene que seguir siendo clave" y, finalmente, sancionando cuando es necesario, con multas que pueden alcanzar, en los casos más graves, de 600 a 3.000 euros.

"CORRESPONSABILIDAD CIUDADANA".

   En sus palabras, "no puede haber un policía por cada persona, pero sí que cada vecino debe asumir que cuidarse uno mismo es cuidar al resto". Algo en lo que ha incidido también María Marrodán, quien, por su parte, ha llamado "a la corresponsabilidad ciudadana".

   Especial vigilancia, por ello, se hará "con más énfasis en los fines de semana, porque la Policía sabe cuándo y dónde se producen principalmente los incumplimientos, en concentraciones de personas en determinados puntos que son conocidos".

   Y se atenderá igualmente al cumplimiento del horario del toque de queda, entre las 22 y las 5 horas, "cuando la gente tiene que estar en casa, quien quiera hacer la compra o pasear a su mascota, que lo haga antes", ha recalcado el primer edil logroñés.

   La delegada ha subrayado que, en cualquier caso, no va a haber un dispositivo específico para estos controles, "porque se asumen dentro del trabajo diario" de los cuerpos policiales, aunque ha valorado la "colaboración ciudadana, que siempre es bienvenida" a la hora de controlar incumplimientos en el ámbito privado.

   "Se trata de reducir el contacto y la movilidad al máximo para bajar la curva de contagios", ha afirmado Marrodán, quien ha asegurado que los incumplimientos que se están registrando "son de una minoría resistente, que pone en peligro el trabajo de todos", si bien ha destacado que "la mayoría de la ciudadanía se está comportando de manera responsable".

   Por último, el alcalde se ha referido a la situación de la hostelería en la capital de La Rioja, "un sector que ha recibido de nuevo un mazazo", con la obligación de cerrar por completo durante un mes, el que dura también el cierre de la ciudad, "y con el que estamos en permanente conversación".

   "Ellos entienden la necesidad de las medidas, y, por nuestra parte, además de pedir que se agilicen al máximo las ayudas al sector, recordar que, desde el Ayuntamiento, hemos hablado y hablamos con ellos en todo momento, desde el minuto 1, y hemos tomado decisiones como la extensión de las terrazas, la quita en las tasas o la flexibilidad en la ordenanza, que continuará el año próximo", ha concluido.

521945.1.260.149.20201028125751
Vídeo de la noticia
Contador

Para leer más