8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 25 de junio de 2009

    Arquitectos e historiadores analizarán qué hay de auténtico y de cínico en las intervenciones arquitectónicas

    El presidente del COAR pone de ejemplo de cinismo al Palacio de Monesterio, donde se han colocado canelillos "como pegotes"

    LOGROÑO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Arquitectos, abogados, arqueólogos e historiadores del arte de España, Francia, Italia y Portugal analizarán en Logroño, del 5 al 8 de noviembre, el grado de 'Autenticidad y Cinismo' de las intervenciones en el patrimonio histórico.

    El decano-presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de La Rioja (COAR), Domingo García-Pozuelo, firmó hoy un convenio con el consejero de Cultura, Luis Alegre, por el que el Gobierno riojano aporta 30.000 euros al COAR para el desarrollo de las XV Jornadas de Intervención en el Patrimonio.

    Las jornadas se celebrarán bajo el "sugerente" título, en palabras de Alegre, de 'Autenticidad y Cinismo'. A este respecto, García Pozuelo consideró que, hoy en día, hay "muchas veces polémicas estériles, en lo que se refiere a la intervención en arquitectura".

    Así, se refirió, por ejemplo, a la discusión acerca de "si poner o no canecillos" (pequeñas obras de arte que se encuentran en buen número de iglesias románicas, usadas para sustentar los aleros de los tejados); y si "restaurar o no".

    Bajo este contexto, García-Mera señaló la intervención en el palacio Marques de Monesterio. "Mi opinión personal", dijo, "es que es un absurdo el planteamiento hecho".

    De este modo, calificó de "cinismo" haber colocado "unos pegotes que simulan canecillos que no tienen ninguna función, porque en arquitectura los elementos no se ponen por razones decorativas, sino que tienen una función, y aquí se han convertido en un adorno". Ante esto, se preguntó si esto "ha dejado tranquilas algunas conciencias".

    "Lo que creemos", afirmó, "es que la arquitectura es una sucesión de estilos, no hay un sólo edificio que se pueda considerar que tiene una pureza de raza". En este sentido, recordó a Camilo José Cela, quien decía que "todos somos de mil leches", para afirmar que "todos los edificios históricos son de mil leches".

    Así, se refirió a la iglesia de Nuestra Señora de Arcos, en Tricio, con un "aprovechamiento de materiales y donde nadie duda de su belleza". "En esta línea de crear soluciones y mantener el debate abierto", avanzó, se celebrarán las jornadas.

    Con una presencia de doscientos expertos, y cincuenta ponentes, las jornadas son, en opinión del presidente del COAR, las "más importantes que se celebran en España en relación a intervención en el patrimonio histórico".